Solidaridad Frente a la represión y criminalización de las protestas

20El asesinato del activista ecologista Rémi Fraisse en manos de la policía ha generado un amplio repudio entre la juventud y las organizaciones sociales y políticas de izquierda en Francia. Cerca de 3500 personas participaron de lo que fue la movilización más importante en Paris desde el acontecimiento.

En Toulouse, ciudad en la que Rémi estudiaba, los estudiantes de la universidad Le Mirail realizaron una asamblea general en la que participaron alrededor de 600 personas, votando un plan de lucha contra el asesinato de Rémi. En este marco, convocaron una movilización para este pasado sábado 8 de noviembre. Manifestación en la que a pesar de también ser ilegalizada, participaron más de mil personas.

La brutal represión de las fuerzas policiales, terminó con la detención de 21 jóvenes; 10 de los cuales fueron puestos en libertad con cargos al día siguiente. Los otros 11 pasaron 46h en comisaría, hasta el lunes 10, dejando en libertad con cargos a 6 de ellos y pasando a los otros 5 a disposición judicial. Cuatro de los jóvenes han sido juzgados con condenas de 3 a 4 meses de prisión, además de una multa de 600 euros para uno de ellos. A otro de los jóvenes detenidos, estudiante de la universidad Le Mirail y militante del NPA, se le ha aplazado el juicio hasta el 4 de diciembre. Todos están acusados de participar de una movilización ilegal y de resistencia a las fuerzas del orden.

La represión del Estado mata.

En Francia desde el año 2000, 130 personas han muerto bajo los golpes y proyectiles de la policía, además de las decenas de mutilados consecuencia de tan brutales represiones.

Rémi Fraisse, joven de 21 años, militante de la organización France Nature Environnement, se manifestaba el pasado 25 de octubre contra la construcción de la presa de Sivens. Denunciaban las graves consecuencias de destrucción ecológica de un proyecto que responde a los intereses patronales y pretende acabar con la última zona húmeda de importancia de la zona. Las fuerzas represivas del Estado intervinieron con toda su maquinaria, acabando con la detención de varios jóvenes y el asesinato de Rémi, consecuencia de la explosión de una granada lacrimógena lanzada por parte de una unidad móvil de la policía.

Varias concentraciones han tenido lugar en los últimos días en varias ciudades de Francia para denunciar las violencias policiales y la represión de los movimientos sociales, exigiendo justicia por el asesinato de Rémi.

Una lucha que ha sido tomada por la juventud. No sólo los estudiantes universitarios salen a las calles, también los de enseñanzas medias se han movilizado fuertemente, organizando paros en los centros de estudios, bloqueos con piquetes y asambleas.

Frente a esta situación el gobierno Hollande-Valls, el Estado y sus fuerzas represivas; además de desentenderse de su responsabilidad criminalizando las protestas, han incrementado la represión a golpe de proyectiles, porras y gases lacrimógenos contra todo aquel que sale a la calle a denunciar la violencia de Estado. Y no sólo eso, sino que además prohíben las movilizaciones convocadas a lo largo de todo el país.

La prohibición de las manifestaciones, otorga plena libertad a los operativos represivos que además de demostrar su fuerza con la militarización de diferentes zonas de la ciudad o de las propias manifestaciones, utilizan su carta blanca para detener arbitrariamente.

Solidaridad con los jóvenes detenidos y encausados.

Desde Clase contra Clase, queremos denunciar el asesinato de Estado del joven luchador Rémi; así como la represión y criminalización de las protestas por parte del Estado y las instituciones francesas, extensibles a cualquier Estado. Queremos manifestar nuestra solidaridad y apoyo internacionalista con los jóvenes compañeros detenidos y encausados. Exigimos la liberación sin cargos de los detenidos, así como la absolución de los cargos a los que se les imputa.

La única forma de plantar cara a las fuerzas represivas que custodian los intereses del Estado y sus instituciones es la unión de todos los que luchan, jóvenes, trabajadores y demás sectores oprimidos construyendo una red de solidaridad con los detenidos e impulsando fuertes movilizaciones unitarias para acabar con estas campañas represivas. ¡No vamos a permitir nos metan el miedo en el cuerpo! ¡No nos vamos a callar!

¡Anulación de las causas y procesos judiciales!

¡Libertad sin cargos de todos los detenidos!

¡Basta de represión y criminalización de los que luchan!

¡Tocan a uno nos tocan a todos!

 

Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT)

About Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT)