Bienvenidos, refugiados: manifestaciones solidarias y contra la “Europa genocida”

Tras consignas como Bienvenidos, refugiados, 4S-Europa responsable, No a la Europa asesina, Lo que no hacen los Gobiernos lo hace el pueblo, comenzó en el Estado español un movimiento de solidaridad con los refugiados en las calles y contra la política migratoria europea.

 

En Barcelona más de mil personas se concentraron frente al polideportivo de la Estación del Norte y en Madrid alrededor de 500, frente al Consejo de Europa. Las convocatorias fueron impulsadas por diversas organizaciones sociales y políticas, que no sólo se han solidarizado con los refugiados e inmigrantes, sino que lanzaron duras críticas con las políticas migratorias de los gobiernos europeos.

Las principales organizaciones convocantes de Barcelona, Stop Mare Mortum y Tanquem els CIEs (Cerremos los CIEs), hicieron un llamado a la creación de una red de municipios acogedores de refugiados y han denunciado el genocidio del Mediterráneo.

En Madrid, la protesta estuvo encabezada por una pancarta bajo el lema “Europa responsable. Ningún ser humano es ilegal. Hay vidas en juego”. Fue convocada por una veintena de organizaciones sociales y políticas, frente a las puertas de las oficinas de la Comisión Europea, al grito de “Ningún ser humano es ilegal”.

Muchos manifestantes llevaban pancartas denunciando a los gobiernos europeos en la que se podía leer, “No a la Europa asesina” o “El despacho de Bárcenas para los refugiados”. Mientras cantaban, “Europa matando y el mundo mirando”, “Vuestras guerras, nuestros muertos”, “Nativa o extranjera, la misma clase obrera”, “Aquí también está la resistencia siria”.

http://twitter.com/LubCynthia/status/639859814244438016/photo/1

Varias organizaciones exigieron soluciones urgentes a los refugiados en aquellos países de Oriente Medio y África y denunciaron duramente a quienes consideran culpables de esta crisis migratoria de grandes dimensiones. “Distintos Estados de la Unión Europea, los Estados Unidos y la OTAN han intervenido destruyendo vidas y sociedades enteras”, sentenciaron.

Se han convocado actos y manifestaciones en otras ciudades del Estado español para las próximas semanas, así como actos simbólicos como en Sevilla, donde el Ayuntamiento quitó la bandera de la Unión Europea.

Organizaciones políticas y sociales proponen una red de ciudades de acogida a refugiados

Una de las consignas del acto de Barcelona fue “Aquí sí, Cataluña acoge” y con velas encendidas, los manifestantes se concentraron frente al “Encuentro de Ciudades por el Bien Común”, con la presencia de las alcaldesas de Barcelona, Ada Colau; Madrid, Manuela Carmena, y los alcaldes de Cádiz, Pamplona, Santiago de Compostela, Zaragoza y La Coruña.

Una portavoz de la “Plataforma Stop Mare Mortum” anunció ante los medios de prensa que la concentración se convocó frente a este acto “como forma de presión para que se cree esta red de acogida”. Diversos colectivos de inmigrantes, organizaciones sociales y políticas han exigido a los municipios catalanes que aprueben una moción para crear esta red. También reclamaron al Estado, solución inmediata a las trabas jurídicas para solicitar el asilo en el Estado español.

La alcaldesa de Barcelona ha anunciado la creación de una red de acogida. Sin embargo, hubo muchas reacciones críticas con la política que Ada Colau ejerce “puertas adentro” de reforzar la actuación de la Guardia Urbana contra los inmigrantes trabajadores del Top-Manta, que han vivido desde este miércoles una fuerte persecución y represión policial que acabó con gran cantidad de inmigrantes heridos. Durante el mes de julio, la persecución de la policía autonómica, mostos d’esquadra, acabó con la muerte de Mor Sylla.

Por su parte, también el Ayuntamiento de Madrid liderado por Manuela Carmena, aprobó una partida de 10 millones de euros para un plan de apoyo integral de acogida a refugiados, protección “integral”, “soluciones habitacionales” y apoyo escolar, psicológico y burocrático a los refugiados en la capital.

http://twitter.com/diegolotito/status/639851930303508480/photo/1

La solidaridad con los refugiados y los inmigrantes en Europa no ha venido de ningún gobierno imperialista europeo. Son las organizaciones sociales de base las que se solidarizan activamente con los refugiados en los campamentos de Grecia o de Francia, los que luchan en las calles con masivas manifestaciones en Dresde o Viena, enfrentando a los ataques de grupos de extrema derecha.

Por un masivo movimiento social de lucha por las reivindicaciones de los inmigrantes y refugiados

Mientras aumentan los actos racistas y xenófobos, estas semanas han ido en aumento las manifestaciones de solidaridad en Alemania y ahora se suma el Estado español, donde desde hace décadas diversos colectivos vienen luchando contra el racismo institucional, por los cierres de los CIEs, contra las leyes de extranjería o por la apertura de las fronteras para todos los solicitantes de asilo e inmigrantes.
Continuar esta lucha hoy es crucial, como lo es potenciarla con un masivo movimiento social que se proponga defender las necesidades del movimiento de refugiados e inmigrantes actuales.

La llegada de refugiados a países como el Estado español, donde habitan miles de inmigrantes como parte de una clase trabajadora cada vez más pobre, explotada y precaria, plantea medidas urgentes a resolver, más allá de mezquinos presupuestos municipales. Es necesario desarrollar un movimiento de lucha por un plan de emergencia que incluya subsidios para los inmigrantes, viviendas, plenos derechos sociales y políticos, y trabajo genuino.

La xenofobia y el racismo fomentan la división de la clase trabajadora entre nativos e inmigrantes, utilizada a la vez para empujar a la precariedad y explotación laboral a los “sin papeles”. De esta manera, los capitalistas buscan rebajar también las condiciones laborales del conjunto de la clase trabajadora, constituyendo un “ejercito de reserva” para precarizar las condiciones de explotación del conjunto de la clase trabajadora.

Los sindicatos tienen gran responsabilidad en esta división y no organizan a los millones de trabajadores inmigrantes con sus propias demandas. Ante ello, es necesario organizar una corriente combativa y solidaria con los inmigrantes y refugiados, que enfrente al racismo dentro de los sindicatos e impulse un plan de lucha que incluya todas sus demandas, unificándolas con la lucha contra la precariedad laboral, el desempleo masivo, por aumentos de salarios, contra las medidas de recortes a la salud y la educación.

La crisis capitalista azota al conjunto de la clase trabajadora. Sus demandas no pueden separarse de la lucha contra el desempleo y las políticas de “austeridad” de los gobiernos y la Troika, con medidas de fondo como el reparto de las horas de trabajo entre ocupados y parados, “nativos y extranjeros”, con un salario equivalente al costo de vida, así como el aumento de los presupuestos sociales, así como imponer la condonación de las deudas en los países deudores y la nacionalización de la banca y la gran industria bajo control de los trabajadores.

Los responsables de la crisis, NO son los inmigrantes, NO son los refugiados. Son los gobiernos imperialistas de la “Europa del Capital” que hoy muestra con toda su crudeza la barbarie capitalista. Ante ello es crucial unificar la lucha por plenos derechos para los inmigrantes y refugiados con la de la clase trabajadora, la juventud y sectores populares contra el capitalismo imperialista.

Cynthia Lub

About Cynthia Lub

Cynthia Lub | @LubCynthia :: Barcelona