El movimiento por los derechos civiles afroamericanos en EEUU tuvo un ascenso a partir 1955, cuando Rosa Parks se rebeló contra la imposición de viajar en la parte de atrás de los colectivos generando “el boicot contra los autobuses”. Luego, estos movimientos comenzaron a confluir con las marchas contra la guerra de Vietnam, sobre todo a partir del desembarco de EEUU, en marzo de 1965.

En febrero de ese año había sido asesinado el líder más radical del movimiento, Malcom X. Durante enero y febrero se venían sucediendo una serie de manifestaciones en la ciudad de Selma, Estado de Alabama (en el exesclavista y racista sur del país), donde actuaba el Ku Kux Klan y el voto de los afroamericanos eran tan resistido por los blancos que sólo podía hacerlo un 1% de ellos. El 17 de febrero, en una de estas marchas fue asesinado por un policía Jimmie Lee Jackson cuando estaba protegiendo a sus familiares ante un ataque de policías montados.

En repudio a este asesinato, el 7 de marzo de 1965, se produjo el “Bloody Sunday” (Domingo Sangriento). En ella participaron unos 600 manifestantes que llegaron al puente Edmund Pettus (que cruza el río Alabama hacia la capital del Estado, Montgomery) donde fueron arrinconados por la policía estatal, la policía montada, gaseados y golpeados brutalmente, dejando a 17 hospitalizados. Además del repudio al asesinato de Jackson, esta marcha tenía como objetivo que el gobernador George Wallace protegiera los derechos de los votantes negros. Wallace, sin embargo, denunció la marcha como una amenaza contra la seguridad pública. John Lewis, presidente del Comité Coordinador Estudiantil No Violento (SNCC) desde 1963 fue uno de los que encabezó esta marcha. Al ser una de las primeras marchas televisadas, la represión fue vista por todo el país.

Una segunda marcha fue organizada por el pastor bautista Martin Luther King Jr, que había encabezado la Marcha sobre Washington por el derecho al trabajo y la libertad en 1963 y por lo que fue nombrado Premio Nobel de la Paz en 1964, debido a su política pacifista en la lucha. Para contar con apoyo judicial en esta segunda marcha, pidió una orden para que la policía no interfiriese. El juez federal Frank Johnson impidió la marcha hasta que pudiera tener una audiencia. Cuando el Congreso presionó a King Jr. para frenar la marcha, esta se realizó con 3.200 manifestantes afroamericanos pero al puente, King Jr. retrocedió.

A la última marcha, que comenzó el 21 de marzo, y fue encabezada por MLK Jr., se le unieron muchas congregaciones religiosas blancas y gente llegada de todo el país, recorriendo 20 kilómetros al día y durmiendo en los campos. La marcha comenzó con 3.000 manifestantes, pero cuando llegó a Montgomery el día 24, éstos llegaban a 25.000. Esa noche se realizó el recital “Estrellas por la libertad” donde participaron Harry Belafonte, Tony Bennett, entre otros, Sammy Davis Jr. y Nina Simone. El 25 de marzo, en el capitolio de Montgomery, Luther King Jr. pronunció el discurso “How Long, Not Long” (¿Por cuánto tiempo? No por mucho).

Ese mismo día, la militante blanca por los derechos civiles, Viola Liuzzo, fue asesinada por el Ku Klux Klan cuando transportaba a unos manifestantes en su coche. Luther King Jr. asistió a sus funerales y el presidente Lyndon Johnson anunció en la televisión la detención de los culpables. El 6 de agosto del mismo año, el Congreso de Estados Unidos, aprobó la Ley de Derechos Electorales, mediante la que se garantizaba el derecho al voto para los ciudadanos negros sin restricciones de ningún tipo. Esta lucha acaba de ser reflejada en el film Selma, postulado para los premios Oscar.

Hoy, los ciudadanos afroamericanos pueden votar en el conjunto de EEUU (hasta llegaron al cargo presidencial con Obama). Sin embargo, es fácil ver que la discriminación y opresión tanto a los afroamericanos como a los latinos continúa brutalmente. Como en el reciente asesinato de un joven en Ferguson y la posterior represión. Por lo que la lucha contra la opresión nacional debe estar inscripta en la bandera de todo norteamericano que quiera terminar con este sistema de explotación.

La Izquierda Diario

About La Izquierda Diario

La Izquierda Diario | @izquierdadiario :: Sitio Web