Reproducimos la intervención de Laura Varlet en el plenario, hablo sobre de la experiencia del PTS en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores.

En primer lugar, me gustaría agradecer la invitación la campamento de verano. Fue muy interesante compartir estos 3 días con ustedes, así como las discusiones que llevamos a cabo.

“La construcción de un frente anticapitalista y el objetivo de construir un partido revolucionario”, con los ejemplos de Argentina, Francia y Grecia.

“La construcción de un frente anticapitalista y el objetivo de construir un partido revolucionario”, con los ejemplos de Argentina, Francia y Grecia.

Quisiera darles un panorama de la situación en Argentina, pero sobre todo acerca del FIT (Frente de Izquierda y de los Trabajadores, un frente de las principales organizaciones trotskistas de Argentina) y del PTS (Partido de los Trabajadores socialistas) en particular.

Lo que deben saber es que el gobierno Kirchnerista emergió luego de la gran crisis económica y después de lo que llamamos “jornadas Revolucionarias” en el año 2001. Fue la primera vez que cayó un gobierno producto de las movilizaciones populares. El objetivo del gobierno kirchnerista en ese momento fue consolidar una reorganización del Estado burgués después de la crisis, utilizando un discurso reformista.

En ese momento, la izquierda trotskista era más bien débil, y particularmente en el movimiento obrero. El Partido Obrero estaba insertado en el movimiento de trabajadores desocupados, los piqueteros. El PTS jugó un rol importante en el movimiento de fábricas bajo control obrero. Desafortunadamente, no hubo en estas jornadas una intervención de la clase obrera organizada como tal. Esto fue por causa de la altísima tasa de desempleo, que en ese momento rondaba el 25%, y la burocracia sindical era relativamente fuerte en las fábricas y establecimientos.
Desde ese entonces, el PTS y el PO han elegido distintos caminos estratégicos para construir sus respectivos partidos.

El PTS eligió el difícil trabajo “clandestino” en el movimiento obrero y los sindicatos de obreros industriales, aprovechando la recomposición objetiva del movimiento obrero producto del crecimiento económico.

El Partido Obrero teorizo acerca de un “nuevo” sujeto revolucionario: los piqueteros, o movimientos de trabajadores desocupados. Más tarde, esto fue un problema para ellos porque cuando comenzó la recomposición económica, tenían pocos lazos con los trabajadores organizados de ese momento.

En aquellos años, algunas luchas de trabajadores que adquirieron trascendencia le permitieron al PTS poder influir al movimiento obrero, lo que incluyó ganar a varios representantes en los sindicatos.

Tal vez no conozcan este dato, pero la clase obrera en Argentina estuvo históricamente dirigida por el Peronismo, una corriente política nacional burguesa y que pregonaba la colaboración de clases en su ideología política.

La burocracia sindical peronista usa matones y métodos de intimidación física para amenazar a quienes se atrevan a desafiar su poder en las fábricas y en los sindicatos. Son amigos de los patrones y tienen lazos con la última dictadura Argentina del 1976 a 1983.

Es decir, que Cada vez que los trabajadores quieren pelear por mejores condiciones de trabajo o contra los despidos y suspensiones, tiene que enfrentarse también a la burocracia sindical y sus métodos. Hay muchos ejemplos que reflejan esta situación:
En el año 2009, hubieron despidos masivos en la alimenticia multinacional Kraft foods. Las y los trabajadores han tenido que combatir las amenazas de la burocracia del sindicato así como la violenta represión del estado y la militarización de la planta.
En el año 2010, Mariano Ferreyra, un estudiante que pertenecía al Partido Obrero, fue asesinado por la patota de la burocracia sindical cuando se encontraba apoyando la lucha de los trabajadores precarizados del ferrocarril.

Los trabajadores del subte de Buenos Aires han tenido que enfrentarse con las patotas del sindicato de transporte, UTA, quienes han amenazado a los trabajadores con armas cada vez que estos salieron a luchas para mejorar sus condiciones de trabajo.

Los trabajadores de Lear, una multinacional de la industria automotriz, fueron los protagonistas en la lucha más grande y también la más larga que dio la clase obrera durante la era Kirchnerista. Las patotas de los sindicatos se acercaron a lospiquetes para amenazar de muerte a los trabajadores y sus familias. Este conflicto fue muy importante porque hubo 240 despidos, 21 cortes de ruta en la autopista principal de Buenos Aires (autopista Panamericana), enfrentamientos con la policía en 5 ocasiones, 22 arrestos, decenas de heridos, entre otros hechos. En PTS ha jugado un rol muy importante en esta lucha.

Hay muchos ejemplos más, estos son algunos de los más destacados.

Este difícil trabajo le permitió al PTS hacer un salto sin precedentes en la lucha contra el poder de la burocracia sindical enalgunos lugares clave.

En el 2011 vimos la emergencia del FIT como una frente con independencia de clase formado por las principales organizaciones trotskistas:

En el año 2013, el FIT obtuvo 1.3 millones de votos, ganando 3 diputados nacionales y varias bancas en las legislaturas provinciales.

Este año, Nicolás Del Caño obtuvo el 17 % de los votos en las elecciones a la intendencia de Mendoza, una importante provincia de Argentina; con este resultado Nicolás quedó en segundo lugar, delante incluso del candidato del gobierno.

Por eso, inclusive si bajáramos el caudal de votos, una posibilidad real si la situación política cambia, estamos dando pasos para construir un partido revolucionario en la clase obrera y la juventud. El objetivo es conquistar una posición relativamente buena para poder capitalizar la crisis del peronismo en el poder.

Por primera vez, en el año 2015 habrá elecciones primarias en el Frente de Izquierda. Por un lado, una lista de candidatos presentada por el Partido Obrero e Izquierda socialista, y por otro lado, una lista de candidatos presentada por el PTS. Esta situación se dio porque el Partido Obrero rechazo una lista unitaria.

Esta eleccion primaria revelo los importantes debates que hay al interior del FIT
Por ejemplo, el Partido Obrero comenzó a desarrollar una nueva concepción de la “táctica de frente único”, confundiendo ciertos aspectos del frente único con aspectos de un frente político o electoral.

El candidato a president por el Partido Obrero, Jorge Altamira, dijo que el FIT es un frente único.

Desde el PTS creemos que cuando hablamos de frente único, el elemento principal es la acción por objetivos precisos en la lucha de clases. Mientras que cuando hablamos de frentes político electorales, estan definidos por su programa político.

Por eso, para nosotros el PO intenta debilitar el valor del programa político porque quieren que organizaciones populistas que recientemente han apoyado al FIT, se unan a esta alianza electoral. Estas organizaciones no tienen un programa de clara independencia de clase (han apoyado a organizaciones políticas como Syriza, Podemos y aquellas lideradas por Hugo Chavez en Venezuela y Evo Morales en Bolivia). Tampoco tenemos un trabajo en común en las luchas con estas organizaciones. Por eso, como puede verse, la discusión acerca de frente único no es abstracta, tiene consecuencias concretas. El Partido Obrero quiere que se unan al FIT, argumentando que es un frente único, a pesar de que no han tenido lugar discusiones serias acerca del programa del FIT.

Ya hemos tenido este tipo de discusiones con el PO cuando han llamado a votar críticamente a Syriza en el año 2012, señalando que desde ese lugar se podría pelear por un gobierno de los trabajadores.

En el PTS, los compañeros vienen discutiendo acerca de la relación entre la intervencion en la lucha de clases y un trabajo revolucionario en el parlamento. Como dije anteriormente, el desarrollo del sindicalismo de base fuemuy importante para el crecimiento del PTS, y nos ha permitido ganar peso en el movimiento obrero.

En un comienzo, las y los trabajadores votaban delegados en sus fábricas, estos representantes eran miembros del PTS y pertenecían a la izquierda en las elecciones dentro de los sindicatos. En la mayoría de los casos, los mismos trabajadores que votaban delegados de izquierda, apoyaban a candidatos kirchneristas en las elecciones políticas generales.

Por eso, para los revolucionarios, la lucha que se organiza en los lugares de trabajo, también significa una lucha política constante. Por este motivo hay nuevas generaciones, y cientos y cientos de trabajadores que están involucrándose enla lucha política y son candidatos en la lista del PTS para las elecciones primarias en el FIT.

Combinar la lucha por mejoras salariales y mejores condiciones de trabajo, con la lucha política, le permitió al PTS forjar representantes y organizaciones anti burocráticas, a la vez que emergió como una izquierda revolucionaria. En la campaña, el slogan principal del PTS es “renovar y fortalecer el frente de izquierda, con la fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud”.

Nicolás Del Caño, el candidato a presidente por el PTS, es un joven militante, y diputado al parlamento por el FIT. Se hace presente en las luchas de los trabajadores y ha sido reprimido por la policía durante cortes de ruta. Tiene un claro perfil clasista y una de sus demandas principales es que todo diputado debe cobrar el sueldo de una maestra. No es una consigna que hayamos inventado, como seguramente saben, tiene su origen en la comuna de París.

A su vez, la lista del PTS está compuesta en un 60% por candidatas mujeres.
Hay 1.800 trabajadores a lo largo y ancho del país que son candidatos en nuestras listas. Muchos han jugado un rolimportante en la lucha de clases. La mayoría de ellos son militantes del PTS, pero también hay trabajadores independientes que son candidatos en una lista política por primera vez, como uno de los trabajadores petroleros de Las Heras, que tiene una sentencia a cadena perpetua por un crimen que no cometió.

En la provincia de Buenos Aires, que tiene una altísima concentración de trabajadores industriales, el 40% de los 1500 candidatos son trabajadores de estos establecimientos.

Para terminar, me gustaría decirles que el ejemplo del FIT nos muestra que para la izquierda, es posible construir una alternativa de la clase obrera. No esta escrito que los revolucionarios tienen que liquidar su programa y unirse a los reformistas en coaliciones para ser escuchados entre los trabajadores. Y estos ejemplos precisos nos muestran que tampoco está escrito que no podemos desafiar a la burocracia de los sindicatos. Ese debería ser el objetivo y la orientación de los revolucionarios en todo el mundo. El ejemplo del PTS nos muestra, aun en pequeña escala, que es posible articular el trabajo en los sindicatos con una alternativa política revolucionaria.

*Traducción: Gloria Grinberg

About Laura Varlet

Laura Varlet | Francia