El régimen universitario: ¡No nos representan!

El 19 de noviembre se celebraron en Zaragoza las elecciones universitarias a la Junta de cada facultad y al Claustro. No fueron unas elecciones más, se enmarcaron en medio de una importante huelga y movilizaciones en el sur de Europa.

Los altos “mandamases” de la universidad pretenden mostrar estas elecciones “como un ejercicio democrático”, pero mienten descaradamente. Ya que en el Claustro, los estudiantes y el Personal de Administración y Servicios (PAS) son la minoría con un 30% y un 10% de representación respectivamente. A pesar de lo antidemocrático del régimen universitario, los compañeros/as de la Agrupación Revolucionaria No Pasarán y el SEI nos presentamos a las elecciones, no sólo porque es una conquista conseguida con años de lucha, sino para denunciar precisamente este mismo régimen.

Pero las propias elecciones estuvieron teñidas de graves irregularidades en el proceso electoral, tanto en nuestras propias papeletas, cómo porque la universidad decidió dejar vacantes 2 de los 8 puestos estudiantiles al Claustro de la Facultad de Filosofía y Letras. Ante este atropello hemos levantado una campaña de recogida de firmas y denuncia de este régimen universitario en el que los estudiantes tenemos una mínima representación. Mientras en las elecciones votaron sólo 235 estudiantes, en el breve plazo de dos días nosotros recogimos un total de 231 firmas pidiendo que se realizaran nuevas elecciones democráticas, y que no se dejaran vacantes 2 representantes de los estudiantes en el Claustro. Como era de esperarse, la Junta Electoral Central rechazó nuestro pedido y el de 231 estudiantes que lo avalaron con su firma.

Mientras a los estudiantes nos ponen mil y una trabas para tener una mayoría estudiantil, mientras se rebajan los salarios de los trabajadores y profesores de la universidad y se acelera el proceso de privatización, subida de tasas, disminución de plazas por facultad… mientras pasa todo esto, las empresas y bancos hacen más negocios y obtienen mayores privilegios. ¡En la universidad de Zaragoza hay 53 cátedras dirigidas por empresas, bancos y cajas! Los mismos que han generado la crisis capitalista que nos hacen pagar a los trabajadores y sectores populares, son los que de forma privilegiada tiene puestos permanentes tanto en el Consejo Social como en el Consejo de Gobierno.

Pero además, esta camarilla empresarial cuenta con el beneplácito del gobierno tanto autonómico como estatal. Y esto se refleja en que en el Consejo Social de la Universidad están representados los ayuntamientos de Zaragoza, Huesca y Teruel, organizaciones empresariales de la CREA y CEPYME, las cortes de Aragón, Gobierno de Aragón, miembros del Consejo de la universidad, dos miembros sindicales y burócratas varios. Este gobierno universitario al servicio de las empresas es quien ha promovido la precariedad laboral en la Universidad: subcontratación de los trabajadores de la Universidad, tanto en el caso de los PAS, los profesores asociados o entre los becarios de investigación.

El 15M sintetizó en los gritos de “No nos representan” y “Lo llaman democracia y no lo es” la crisis de representación de la decadente democracia imperialista española. Pero este cuestionamiento, que brotó desde las plazas y las calles, aún no llegó a la Universidad. Nuestro objetivo es trasladar ese espíritu al interior de las aulas, los claustros y los pasillos de cada Facultad. Porque un régimen universitario controlado por las empresas y las camarillas académicas como el que existe ahora Ni nos representa, ni merece existir. Por ello hemos iniciado una gran campaña de denuncia de este régimen y para pelear por que la Universidad esté al servicio de los trabajadores y no de los empresarios.

Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT)

About Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT)