Los estibadores en pie de guerra contra la reconversión laboral

Los estibadores de las 46 zonas portuarias del territorio español convocan paros para los próximos 20, 22 y 24 de febrero.

Ante el anuncio del Decreto Ley que cambia sustancialmente las condiciones laborales a la baja, la Coordinadora de Trabajadores del Mar, junto a CCOO, CIG y CGT se puso en marcha con una serie de asambleas informativas por distintos puertos, lo que ha sido denunciado por parte de algunas empresas del sector como “paros encubiertos”. Los estibadores temen ser equiparados con los controladores aéreos, y recibir un linchamiento de la opinión pública, promovido desde los grandes medios de comunicación que los acusan de “privilegiados” y con salarios “demasiado altos”.Los trabajadores saben que la intención es cambiar sus condiciones laborales y bajarles el sueldo. La jornada de un estibador se realiza por 4 turnos rotatorios durante todo el día y de lunes a domingo y el salario es mayor o menor en función del número de contenedores.

Lo que han conseguido es fruto del esfuerzo de muchos estibadores y de la lucha sindical. Se trata de un trabajo peligroso, que requiere alta cualificación y un nivel profesional muy alto y comporta riesgo. De los más de 6.000 trabajadores portuarios, 1600 sufrieron accidentes, algunos muy graves, incluso con resultado de muerte. Ahora los trabajadores temen que la precarización pueda desembocar en más accidentes laborales, por la peligrosidad de la actividad. Estos son sus motivos para ir a la huelga.

En junio de 2013 la Comisión Europea lleva al gobierno español ante el Tribunal de Justicia europeo (TJUE), para obligarlo a cambiar la situación de contratación en los puertos. Actualmente por convenio, las empresas estibadoras tienen que participar en las sociedades anónimas de gestión de trabajadores portuarios (SAGEP) para contratar y gestionar a los estibadores.

Durante el primer semestre de 2015, la Coordinadora de Trabajadores del Mar, principal órgano de representación de los estibadores, junto a la patronal y el Ministerio de Fomento elaboran un documento consensuado para la adaptación de la legislación tras el fallo europeo.

Este proceso de negociaciones se vio paralizado por las elecciones estatales y la anómala situación de gobierno en funciones. Esto cambia cuando a principios de febrero de 2017, el nuevo equipo del Ministerio de Fomento con Iñigo de la Serna al frente, de forma unilateral decide pasar a la acción y comunica a la Coordinadora de estibadores la tramitación urgente de un Real Decreto para acatar el fallo del Tribunal Europeo. Así se bloquean las negociaciones y comienzan las protestas de los trabajadores.
De la Serna quiere desmontar el monopolio de estibadores para ahorrar costes a navieras y cumplir con Bruselas, y al mismo tiempo abrir la puerta de entrada a contrataciones precarias. La liberalización en el sistema de contratación podría llevar a la pérdida de hasta un 60% de los salarios y la contratación de personal con condiciones laborales precarizadas, además de la consiguiente división entre trabajadores A y B, con una gran barrera salarial y generando enfrentamientos entre ellos.

De nuevo los trabajadores y trabajadoras se encuentran en el punto de mira de los objetivos financieros. Los sueldos de estos trabajadores como ya ocurriera con los de los trabajadores de TMB (Metro y Bus de Barcelona) han estado en el centro de la tormenta desde que se iniciaran las movilizaciones. Se los acusa de “privilegiados”, pero se oculta que lo que está detrás de este conflicto en realidad es la necesidad de mejorar la competitividad en un sector con grandes beneficios. Esta es la razón de fondo para la apisonadora que ha pasado por encima de tantos colectivos de trabajadores y ha ido dejando en la cuneta cientos de miles, millones de cadáveres laborales, mientras que los que han logrado salvarse han visto recortados salarios y todo tipo de derechos.

Durante estos días han recibido numerosas muestras de apoyo en las redes sociales, de parte de organizaciones sindicales, sociales y políticas de izquierda. El Hashtag #SOSestiba ha sido Trendig Topic en España durante casi todo el día martes.

Te puede interesar: La huelga de los estibadores causa furor en las redes

Como dice un representante de los estibadores, en caso de una lucha generalizada tendrán un apoyo enorme, “porque todo el mundo entiende que esto es más que una guerra aislada, esto es una lucha obrera.”

Joe Molina

About Joe Molina

Joe Molina, trabajador despedido de Panrico | @joemolina57 :: Barcelona