Gran acto de Pan y Rosas: “La lucha contra la precariedad tiene rostro de mujer”

Alrededor de 70 trabajadoras y estudiantes se reunieron en Barcelona, para intercambiar experiencias de lucha contra la precariedad. Estuvieron presentes mujeres de Movistar, Telefónica, Panrico, Eulen, de enseñanza, limpieza y cuidados.

En este gran acto de trabajadoras y estudiantes, realizado para culminar la semana de lucha del 8 de Marzo en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Barcelona, estuvieron presentes las trabajadoras de las principales huelgas y protestas durante el último año. También de Panrico, que siguen iluminando con su gran experiencia del huelgón de 8 meses del 2013.

Luchan en sus centros de trabajo, contra la precariedad, los abusos sexuales, los patronales y la pobreza a las que son arrojadas por los despidos y los recortes. Trabajadoras que luchan para criar a sus hijos todos los días, para “llevar adelante a la familia”, como ellas dicen. Algunas son madres solteras, otras sufrieron maltratos, otras luchan junto a sus compañeros llevando a cuestas a sus hijos e hijas a la huelga y a las manifestaciones.

Explicaron sus experiencias en el Aula Magna de la facultad llena de jóvenes estudiantes, inspirando y emocionando con sus testimonios. “Vuestras experiencias nos fortalecen para seguir luchando”, decía un joven estudiante.

“Como mujeres nos sentimos muy orgullosas de nuestra lucha, sabiendo que es difícil”, decían las trabajadoras de Movistar explicando su experiencia de casi tres meses de huelga contra la precariedad y como ellas mismas dicen “contra las condiciones de esclavitud” que impone la multinacional de Telefónica. “Y ahora hicimos el Correscales, una carrera contra la precariedad que ha sido una gran experiencia para nosotras, por cada pueblo que pasamos, nos recibían con mucha solidaridad”.

 

Estuvo presente Asun, trabajadora de plantilla de Telefónica y protagonista de la huelga en solidaridad con los contratistas de Movistar, quien años atrás había salido en importantes periódicos con el siguiente titular: “Suspendida por trabajar”. Con la sonrisa y la fuerza que la caracteriza, nos contaba que todo empezó cuando había solicitado entrar a la oficina con su niño pequeño, ya que no podía contar con ninguna ayuda para su cuidado, y no sólo no se lo permitieron, sino que la suspendieron obligándola a retirarse de su lugar de trabajo.

“Si estas embarazada empieza una carrera de obstáculos. Primero para que no se enteren si estas embarazada, ya que eres susceptible a que te inviten a marchar. Y en los procesos de selección lo mismo, si estas embarazada te cambian de trabajo o no te contratan”. De este modo contó también casos de mujeres despedidas por embarazadas o proponiéndoles ir al paro para “ahorrarse” los meses de maternidad; cuestión que hace que muchas mujeres no se cojan la baja médica.

Nos habló Luisi, despedida de Panrico. Un testimonio conmovedor llegando a emocionar hasta las lágrimas a decenas de jóvenes que estallaron en aplausos. “Cuando yo estaba en la huelga, además tenía que mantener a mis cuatro hijos y a mi madre, llevarles de comer. Yo vine en el año 1999 de Extremadura, separada de mi pareja que me maltrataba y llegó a provocarme una fractura de mandíbula. Sola, con cuatro hijos conseguí trabajo en la fábrica y pude levantar mi casa y mi familia. Para las mujeres todo es más duro, por eso somos tan fuertes cuando salimos a luchar.”

Y no faltó su relato sobre la valentía de las trabajadoras de Panrico en sus ocho meses de huelga. “Hicimos todo, paramos camiones, nos enfrentábamos a los mossos y esquiroles, hacíamos mercadillos para la caja de resistencia. Y gracias a Pan y Rosas fuimos a las universidades a dar charlas y pasar por las aulas para explicar nuestra lucha. Nunca tuvimos miedo a nada. Nos enfrentábamos a los patrones, pero también a los traidores de Comisiones Obreras que nos vendieron”.

Las trabajadoras de la empresa de telemarketing Eulen hablaron de cómo vivieron la huelga como mujeres. “El sector del telemarketing tiene cara y voz de mujer, en este sentido ha sido muy dura la huelga de un mes como mujer porque aun teniendo el apoyo de la familia significaba estar todo el día fuera, comiendo mal e intentar llegar a todo, la presión psicológica a sido muy dura como mujer”, explicaba Charo.

Y nos habló de uno de los principales problemas de las mujeres trabajadoras, “Entiendes que has de luchar para llegar a unos derechos mínimos, la dificultad que tenemos las mujeres en el sector del telemarketing es conciliar la vida laboral con la familiar y personal. A veces hemos de reducir jornada o incluso renunciar nuestros puestos de trabajo como en mi caso”.

Otro de los testimonios más duros ha sido el de Otilia, trabajadora de cuidados de personas dependientes de Servicios Sociales, cuya empresa es subcontratada por el Ayuntamiento y las condiciones de precariedad son muy graves. “Es muy difícil luchar juntas, no nos conocemos, estamos muy solas en nuestro trabajo y la empresa nos divide. Por eso formamos una plataforma en lucha”.

Y nos explicó una conmovedora experiencia, “Antes trabajaba en una fábrica, y cuando me trajeron una máquina nueva yo estaba muy contenta, siempre quise usar esa máquina. Pero cuando la máquina sufría averías, venía un encargado a arreglarla. Y nos tocaba. Yo rogaba que nunca se rompiera la máquina, porque venía este encargado y abusaba de nosotras”.

Laura, profesora de primaria, explicaba su situación de precariedad como mujer inmigrante. “En Argentina era maestra, cuando llegué aquí estuve años trabajando en sitios muy duros. Ahora soy maestra sustituta de primaria, las condiciones son cada vez más precarias, nunca sé dónde ni durante cuánto tiempo tendré contrato”.

Como madre, inmigrante, trabajadora ha transmitido una gran enseñanza a las jóvenes y trabajadoras presentes: “Nuestra lucha como mujeres es diaria, todos los días estamos cuidando y nuestra familia, nuestros hijos. Y lo mismo en nuestros trabajos. Por eso nuestra lucha contra la opresión y explotación no puede ser individual, tiene que ser colectiva y con nuestras propias organizaciones”.

Contamos con la presencia de Patricia, coordinadora de Género e Historia y una de las impulsoras de este acto. Nos explicó cómo vive la precariedad como profesora asociada, con bajos salarios y contratos precarios. Y emocionada con los testimonios también nos habló de sus experiencias “Soy madre de familia monoparental, tengo una niña de 10 años y hace 8 años tuve un proceso de año y medio de moobing al final tuve que renunciar, en el proceso de moobing del agresor fui la octava víctima. Todo se tapó siempre yo fui la primera que denunció. Está claro que algo hay en estos procesos por ser mujer.”

Patricia es una firme luchadora para que la cuestión de género se introduzca en las asignaturas de las universidades, cuestionando el machismo y la misoginia en la academia. “Yo creo, y lo digo sin vanidad, que he cambiado muchas vidas en esta facultad, y eso nadie lo valora, nadie me lo paga”. Y animó a todas las estudiantes que no abandonen los estudios y reivindicó emocionada los testimonios de las trabajadoras.

Marta Clar, militante de Pan y Rosas y miembro de la comisión feminista de la facultad, cerró el acto diciendo “Salimos con una enorme emoción del acto de hoy en la UB-Raval, con la firme decisión de transformar todo el coraje, el arrojo y la valentía de estas mujeres en nuevos polos de organización para desarrollar con más firmeza que nunca esta gran pelea que nos une a todas: la lucha contra la miseria, la explotación y por la emancipación de todas las mujeres en el mundo. Y sabemos que es una batalla en la están abiertos numerosos frentes: la burocracia sindical que nos vende y nos divide, el mandato patriarcal que nos somete, desprecia y oculta, la explotación capitalista que nos arranca hasta la última gota de sudor y de energía. Pero también somos conscientes de que somos miles, millones de mujeres las que salimos a la calle para conquistar nuestros derechos en las universidades, en las calles, en nuestros centros de trabajo”.

 

Cynthia Lub

About Cynthia Lub

Cynthia Lub | @LubCynthia :: Barcelona