Coca-Cola sigue violando las sentencias judiciales, los trabajadores siguen la lucha

La Audiencia Nacional ordenó una vez más a la patronal de Coca-Cola la reapertura de su planta en Fuenlabrada y la readmisión de todos los trabajadores. Pasados los tres días de plazo, la empresa hizo una nueva maniobra para no acatar la sentencia. Tras 18 meses de lucha, los trabajadores no se rinden.

“Tomadura de pelo para los trabajadores”. Así de tajante se mostraba Juan Carlos Asenjo, responsable de la Sección Sindical de CCOO en Coca-Cola Fuenlabrada, a la carta que a empresa envió este jueves a los trabajadores negándose a reincorporar a la plantilla.

El 13 de Julio la Audiencia Nacional ordenó a Coca-Cola Iberian Partners readmitir en un plazo de 3 días a los trabajadores afectados por el ERE que ya fue declarado nulo en otras cuatro ocasiones. En el auto, le instaba a reponer a la plantilla en “sus puestos de trabajo” y le exigía que precisara la antigüedad, categoría, salario y “demás condiciones con las que pretender admitir a los trabajadores”.

Pero el pasado jueves, para sorpresa de la plantilla, y terminado el plazo de tres días, la compañía envió una carta a los trabajadores en la cual “la empresa no cumple nada de lo que la Audiencia ha dictaminado, ya no en el tema de los tres días, sino en el fondo de la cuestión”, según ha declarado Asenjo a EFE.

En una nueva maniobra, la empresa se niega a reincorporar a la plantilla según dicta la Justicia y, a cambio, les mandan a hacer “Cursos de Formación” el 3 de agosto en distintos puntos de la comunidad de Madrid, en una delirante distribución. Sin embargo, como declara Asenjo, ni “cuantifica los días de formación”, ni “tampoco especifica el día de incorporación al trabajo”. Es más, en los mismos cursos de formación se obligará a los trabajadores a tomar vacaciones.

Con la misma indignación se expresaba Alberto Pérez Mayoral, miembro del Comité de Empresa de Coca-Cola en declaraciones a La Izquierda Diario, quien informa que el escrito de la compañía ha sido llevado a la Audiencia Nacional, denunciando que “incumple el auto del 13 julio”. Según Pérez Mayoral, la multinacional no se ha puesto en contacto con la representación de los trabajadores y por parte de los trabajadores no se piensa acudir a dichos Cursos de Formación.

Por otra parte, Pérez Mayoral ha explicado que los trabajadores se encuentran en una total “indefensión jurídica” por que “no tiene lógica” que la Audiencia le pida a la empresa que precise después del auto “las condiciones con las que pretende admitir los trabajadores”, puesto que “esa información y exigencia se le tendría que haber impuesto antes de dictaminar el auto”, y que es un “sin sentido” que la Audiencia le dé un plazo de cinco días a la multinacional para un recurso cuando el Supremo ya dictaminó la anulación del ERE.

No sin razón, el delegado de Coca-Cola en lucha denuncia esta connivencia entre el aparato judicial y las grandes multinacionales que le permiten recurrir una y otra vez con la intención de desgastar a la plantilla y no cumplir las resoluciones judiciales.

Con el último dictamen de la Audiencia Nacional, ya son cinco las veces que la justicia dicta sentencia. Dos en la Audiencia Nacional en Junio y Noviembre de 2014, otra en Enero de 2015. Luego otra nueva, esta vez por el mismísimo Tribunal Supremo, en Abril del mismo año, y por último, el auto del pasado el 13 de Julio.

Una auténtica “tomadura de pelo” por parte del aparato judicial del Régimen, en un contexto en el que el mismo aparato judicial y policial no tarda ni tan siquiera 72 horas en enviar a los cuerpos de seguridad del estado a desalojar viviendas durante los desahucios, en encarcelar a jóvenes luchadores y sindicalistas o sin ir tan lejos, en reprimir e imputar a varios trabajadores de Coca-Cola, algunos de ellos pasando por el calabozo de la Comisaria de Fuenlabrada.

Utópico seria pensar que la justicia del Régimen del ‘78 llevase a la cárcel e imputase bajo amenaza a los directivos de Coca-Cola, pues sería un mal precedente para los capitalistas que sostienen dicho Régimen. Sin embargo, después de 18 meses de lucha incansable de los trabajadores y cinco sentencia judiciales en contra, a la patronal de Coca-Cola ya se la está acabando el margen de maniobra para evitar la reapertura de la planta.

Una vez más en las calles

En la tarde del viernes, los trabajadores y trabajadoras de Coca-Cola en lucha tomaron nuevamente las calles de Madrid.

Acompañados por sindicalistas, colectivos políticos y asociaciones solidarias, los espartanos y espartanas protestaron en la Puerta del Sol contra la multinacional, para exigir el cumplimiento de las sentencias judiciales, la reapertura de la planta de Fuenlabrada y la readmisión de todas y todos los trabajadores en sus puestos de trabajo en las mismas condiciones que existían antes del ERE de la empresa.

Al comenzar la concentración, las mujeres de varios trabajadores realizaron una performance con sangre falsa que representaba el daño que la patronal ha hecho a las familias obreras. Posteriormente, marcharon por el centro de Madrid al grito de “No consumas Coca-Cola” y el ya famoso “Coca-Cola sólo entiendo un lenguaje: boicot, huelga y sabotaje”

Ya van 18 meses que los trabajadores de Coca-Cola vienen sosteniendo un conflicto que aún no se ha resuelto por la prepotencia de la empresa. Pero los espartanos siguen reivindicando que “la lucha es el único camino” y mantienen confianza en el triunfo de sus demandas.

Las próximas dos semanas, en las que la patronal debe reanudar la actividad en la planta de Fuenlabrada según dictó la justicia, serán claves. Como también la necesidad de redoblar la solidaridad con esta heroica lucha obrera.

Asier Ubico

About Asier Ubico

Asier Ubico :: Delegado de CGT Telepizza, Zaragoza