Entrevistas a trabajadores de PANRICO

“Marx ha vuelto” está ambientada en la Argentina actual, que al igual que otros países sufre los embates de la crisis económica. Los trabajadores de una fábrica gráfica sufren suspensiones y despidos; un grupo de ellos se organiza para luchar mientras son dejados de lado por los dirigentes sindicales. En este caldo de cultivo, las ideas de Marx explican e inspiran este conflicto.

Este proyecto forma parte de una iniciativa del PTS (Partido de Trabajadores Socialistas) en el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT), para difundir las ideas marxistas por medios audiovisuales y redes en todo el país. Parte de la financiación proviene del aporte económico del escaño del diputado Christian Castillo, cuyo salario es el de un maestro y el resto va para un fondo puesto al servicio de apoyar luchas obreras y populares e iniciativas sociales y culturales.

Además de la enorme repercusión mediática de Argentina, donde ya ha acumulado, en sus diferentes plataformas, más de 280 mil visitas, está teniendo un enorme éxito en Latinoamérica, particularmente en México, Chile y Perú, multiplicando las visitas con la repercusión en TV, radio y prensa escrita. En el Estado Español se inició su difusión, a la vez que aspiramos a llegar a otros países.

Con la calma propia de las tardes de verano nos sentamos cara a cara frente a varios de los protagonistas de una de las huelgas más importantes de los últimos tiempos, una heroica huelga de 8 meses que llevaron a cabo los trabajadores de PANRICO. Una gran lección de cómo pelear, que muestra un camino y que deja escrita una página de la historia de la lucha de clases en el Estado español. Ahora toca que estos luchadores nos cuenten que opiniones les merece esta iniciativa y las ideas que se propone divulgar.

La conversación se inicia estableciendo bandos bien claros “Sin dudas hay dos bandos, la patronal y los trabajadores…” apunta Maikel. Esta afirmación, fruto también de la experiencia de la lucha, es seguida porGuadalupe, “…el que produce y el que gana con lo que ese hombre produce; […] El tema es que aquí hay gente que no hace nada y vive del trabajo del otro.”. Antonio se suma a la conversación, estableciendo una relación entre lo planteado en la mini serie y las enseñanzas de su lucha cuando apunta “Desde luego, antes de que estallara esta crisis, en la que todos vivíamos anestesiados, pensando que la lucha de clases no existía […]. Nos hemos dado cuenta realmente que esa lucha de clases está ahora en auge y que las cosas hay que cambiarlas […]”

Molina apunta como fue avanzando su conciencia, “El guión de la huelga fue cambiando, empezó siendo huelga por salario, luego por unos puestos de trabajo, y se acabó convirtiendo en la lucha contra el opresor y tomando conciencia de eso.”.

Antonio sentencia “En la lucha de Panrico sin querer hacer política, hemos hecho política. Sin querer ser revolucionarios, lo hemos sido. Yo creo que Marx esta ahora más presente que nunca, esta crisis lo ha puesto de moda”

Guadalupe comenta “es obvio, toda lucha es política, la política está en todos los aspectos. […] En PANRICO la lucha política fue contra la Generalitat, el apoyo que le daban a la empresa. Luego también estuvo dirigida al sindicato, a CCOO.” Para Maikel tampoco hay duda “la lucha fue directamente contra la burocracia sindical, aunque luego entrara la Generalitat. Ellos son el cortafuegos de esta sociedad […] cada incendio que se levanta, ahí está la burocracia sindical. Hasta que no se tumbe ese cerco no se llegará más allá. Hay que tirar esa muralla. Ellos han intentado levantar la huelga…su mejor plan era entrar a trabajar. Para mí ha sido la batalla.”

Antonio compara, “A nosotros, igual que a los protagonistas del documental, la burocracia intentó desde el primer momento meternos a trabajar” […] Y como conclusión opina que “En la crisis en la que estamos no van a cambiar las cosas si los trabajadores no empezamos otra vez a creernos que somos trabajadores, que somos proletarios, y que depende de nosotros que podamos conseguir una vida mejor, no nos lo van a regalar, lo vamos a tener que pelear”.

Sin duda uno de los enemigos que ha tenido esta huelga ha sido la Generalitat de Catalunya. Retomamos la definición de Marx la cual señala que el gobierno del Estado es la junta que administra los negocios comunes de la burguesía

Antonio contesta que “hablando desde nuestra experiencia en la huelga […], desde luego queda clarísimo que tanto la Generalitat, como el gobierno central son meros gestores de la burguesía y están precisamente para proteger los intereses del capital. En este punto Marx tenía razón, desde luego yo lo he vivido en mis propias carnes. Para Molina también está claro “se llame como se llame, gobierno de la Generalitat, Gobierno español, o de la unión Europea, es igual, está al servicio de lo que esta”.

Llegamos al punto de la Comuna de París. Es sin duda en las luchas obreras donde los trabajadores hacen su experiencia, se forjan y pueden empezar a pensar en cuestiones más políticas.

Guadalupe señala un aspecto que “hoy se usa de forma propagandística, pero que tiene fuertes raíces históricas y políticas para la clase obrera, en París el sueldo de los funcionarios del estado no podía estar por encima del salario mínimo interprofesional”.

Para finalizar, con este tipo de presentación se busca popularizar las ideas de Marx, de una manera amena y actual. ¿Creéis que lo consigue?

Para Antonio “además de conseguirlo es necesario.” Y continúa “creo que la gente debería hoy más que nunca recurrir a todo este tipo de información para comprender realmente lo que nos está pasando. Es un material buenísimo. Yo que he vivido una experiencia así y la estoy viviendo todavía, me veo representado en muchas situaciones. Aun siendo en Argentina, refleja muy bien lo que es la burocracia sindical en este país, lo que son los empresarios, lo que es el Estado. Me parece importantísimo entender que la crisis no es un catarro que se produzca en España, sino que es un catarro general que afecta a Argentina, a la India, Alemania, Estados Unidos y por lo tanto hoy más que nunca yo entiendo que la clase obrera no tiene fronteras. Si los capitalistas no tienen fronteras, porque vamos a tenerlas los trabajadores. Me parece que la concepción de Marx está muy de actualidad. Ya había leído, pero ahora tengo mucho más interés en leerlo porque estoy muy interesado en entender que es lo que está pasando y poder combatirlo”

Para Guadalupe “es lo bueno porque es didáctico, te explica la teoría marxista y ves cómo afecta al día a día […] el problema si lees el capital es que es muy abstracto. El documental está muy bien, oyes a Marx hablar así en contexto casi de monólogo, y luego ves como eso, lo que dice, cuando habla de las grandes estructuras capitalistas, luego ves cómo trabajan en la fábrica de pollos, entonces si que lo ves, si que entiendes lo que es todo eso. Por eso está bien, porque se explica a trocitos… práctica y teoría, práctica y teoría.”

Y Maikel agrega: Nadie había leído ni un libro de Marx, ni de Lenin, ni de Rosa Luxemburgo, es decir, nos los metías a todos en un saco y no sabíamos dónde poner a cada uno. Pero nuestra experiencia nos hizo ir a todos hacía un camino muy paralelo al que se muestra en los vídeos “[…]

Como conclusión Guadalupe apunta “Fijaros como hemos cambiado algunos. Como salimos al principio a luchar por los derechos de los trabajadores de Panrico, y al final de la huelga hemos quitado de ahí Panrico, y ahora vamos a luchar por el derecho de los trabajadores. Yo estudie a Marx en economía, lo dábamos junto a Adam Smith, a mí nunca me lo enseñaron como revolucionario político y social.”

Federico Grom

About Federico Grom

Federico Grom :: Barcelona