Cuatro años de prisión por un pote de azúcar

Dos jóvenes de Barcelona se enfrentan a 4 años y medio de prisión por llevar dos gramos de una sustancia supuestamente explosiva, cantidad menor que la de muchos petardos comerciales y hecho a base de azúcar.

 

Els nois del sucre (los chicos del azúcar), un nuevo caso de represión que se cierne sobre la juventud en Barcelona. No es casual que con el aumento de las luchas a partir del 15-M la represión haya ido en aumento a la par. Fenómenos como el de “Ciutat morta”, —documental que sacaba a la luz un montaje policial y que se dio a conocer muy ampliamente gracias a la ruptura del cerco mediático—, han hecho que lentamente el conjunto de la población empiece a tomar consciencia que la represión, y concretamente los montajes policiales, no son hechos aislados.

Hemos visto durante estos últimos años cómo la policía acababa con la vida de varias personas. Cómo asesinaban y dejaban sin ojo a personas con las balas de goma.

Todo esto mientras la cantinela de que se trata de negligencias puntales dejaba de ser creíble para cada vez más personas y se empieza a ver a la policía como lo que es: un enemigo del pueblo y de la clase trabajadora.

Reproducimos a continuación el Manifiesto sobre los dos jóvenes condenados a prisión, publicado en el blog ’4anysperunpotdesucre’ (4 años por un bote de azúcar), dedicado a este caso. En el mismo se puede ver más información sobre este caso, además de una campaña en la que llaman a hacer fotos con un sobre de azúcar y recaudación de dinero para sostener los gastos de peritos y abogados.

Manifiesto

Piden 4 años y medio de prisión por llevar dos gramos de una sustancia supuestamente explosiva, cantidad menor que la de muchos petardos comerciales.

El día de Sant Jordi de 2013, Mossos de paisano detuvieron a dos chicos que se dirigían hacia las Ramblas de Barcelona. Durante el registro a uno de los chicos se le incautó un pequeño bote con dos gramos de una sustancia supuestamente explosiva, aunque se tratase de azúcar en casi su totalidad. El pequeño pote con azúcar provenía de algo tan trivial como un simple experimento casero hecho meses antes con un familiar químico de uno de los acusados. Meses después, los dos chicos son imputados por tenencia de explosivos.

Entre los indicios que llevan a los Mossos y a la jueza a imputar a los dos chicos está su participación una semana más tarde en la manifestación del día del trabajo. Fotos desde los tejados demuestran que los Mossos siguieron durante el recorrido a los dos chicos, a pesar de no haber participado en ningún altercado. Basándose en todo momento en suposiciones, los Mossos llegan a la conclusión de que los dos gramos tenían como intención ser utilizados por los dos chicos durante la manifestación en “una cuidadosa y planificada acción”.

Aunque el pote provenía de un experimento casero, el juzgado de instrucción núm. 28 insiste en llevar adelante el caso, con unos informes de los Tedax y el Ministerio de Defensa español que aunque reconocen que se trata de una sustancia explosiva, por su composición y cantidad sólo generaría una pequeña deflagración completamente inofensiva. Cabe destacar también que la cantidad intervenida es menor que la de muchos petardos comerciales.

Finalmente, y tras varios recursos rechazados, el 16 de noviembre tendrá lugar el juicio en el que los dos chicos se enfrentan a una pena de 4 años y 6 meses de prisión con una acusación de tenencia de explosivos. Creemos que este caso se enmarca dentro de un reciente aumento de la criminalización contra la población y hacemos un llamamiento a no quedarse mudos ante este y muchos otros casos, que no buscan más que silenciar y poner miedo a la ciudadanía.

Nos puedes seguir en Facebook y Twitter para estar al día de todas las novedades del caso.

https://4anysperunpotdesucre.wordpress.com

https://www.facebook.com/4anysperunpotdesucre

https://twitter.com/4anysxpotsucre