Fracasa la cumbre europea, se agrava la crisis migratoria frente al cierre de fronteras

El encuentro de ministros del Interior en Bruselas para decidir el “plan de reparto” de los refugiados, que comenzó con Europa dividida y el cierre de las fronteras, acabó en un verdadero fracaso. La crisis migratoria se agrava cada vez más.

La cumbre de ministros del Interior de Europa, que ya había comenzado con una Europa dividida en debates previos desde el domingo por el “plan de reparto” de 120.000 refugiados llegados a Hungría, Grecia e Italia, ha sido un verdadero fracaso. Sólo se publicará una declaración de la presidencia de turno luxemburguesa y se retrasará la decisión al 8 de octubre.

El punto nodal de desacuerdo está en la cuestión de la sistema de cuotas obligatorias. Según fuentes diplomáticas de la eurocámara, los países que se opusieron fueron República Checa, Eslovaquia, Polonia, Hungría y Letonia. Apuntaron a que el anuncio por parte de Francia y Alemania de un acuerdo antes del fin de la reunión no ayudó a conciliar las posiciones de los países.

Alemania y Francia habían adelantado el mismo lunes por la tarde en rueda de prensa un “acuerdo político” para repartir 160.000 refugiados en dos años, una cifra que incluye las dos medidas propuestas por Bruselas desde mayo para distribuir a 40.000 y a 120.000 personas. De Maizière junto a su homólogo francés, Bernard Cazeneuve, había precisado prematuramente que este plan se concretaría en el Consejo del próximo 8 de octubre.

Sin embargo no hubo acuerdo con este plan. Los ministros sólo aprobaron formalmente el reparto de 40.000 refugiados de Italia y Grecia, durante los próximos dos años; medida que entrará en vigor este martes y que muy lejos está de la ya limitada cifra de 120.000 refugiados.

El presidente de la comisión responsable para migración y asilo de la Eurocámara, Claude Moraes, señaló que “Los Estados miembros han fracasado una vez más a la hora de tomar decisiones difíciles y dar una respuesta compasiva a la crisis de los refugiados”.

El cierre de fronteras de Alemania: otra “semana trágica” para los refugiados

La cumbre había comenzado a primera hora de la mañana con el anuncio en rueda de prensa del ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, del restablecimiento inmediato y de forma temporal de los controles en sus fronteras comenzando con Austria, por motivos de “seguridad”.

Asimismo, reafirmó las medidas restrictivas para el paso de fronteras de los refugiados y dijo que para Alemania, los demandantes de asilo que vayan a ser repartidos deben provenir de los centros de registro, es decir, que habrán tenido que ser identificadas primero y tomadas sus huellas dactilares.

Claude Moraes justificó esta reaccionaria medida, culpando exclusivamente a la reticencia de algunos Estados miembros a “mostrar solidaridad” en respuesta a la crisis, lo que obligó a Alemania a reintroducir temporalmente controles fronterizos por “disputas sobre un número de refugiados equivalentes al 0,11 % de la población total de la UE”.

En total se desplegaron a lo largo de los 801 kilómetros de la frontera 2.100 los agentes de la policía federal, que además de registrar a cientos de extranjeros, han arrestado a 30 presuntos traficantes de personas.

Así ha comenzado esta semana con otro “lunes negro” para los miles de refugiados, con retenciones kilométricas en puntos los fronterizos y cortes del tráfico ferroviario. La ruta entre la austríaca Salzburgo y la alemana Múnich era un verdadero caos. Y también un verdadero drama y desesperación para las personas retenidas en las vías.

Hungría cerró su frontera y sólo tramitará peticiones de asilo de ciudadanos sirios con documentación, mientras que este martes entra en vigor una draconiana legislación que establece penas de cárcel por entrar el país de forma ilegal. Esto se suma a la valla de 175 kilómetros de frontera con Serbia que levantó para impedir el paso a los refugiados.

En el principal cruce entre Austria y Hungría, el paso de Nickelsdorf, llegaron hasta la tarde del lunes casi 9.000 personas que esperaban subirse a autobuses o trenes que los acerquen hacia su deseado destino en Alemania. Siguiendo los pasos de Alemania, el Gobierno austríaco también introdujo controles en su frontera con Hungría, con el envío de unos 2.200 soldados del ejército federal.

Desde que comenzó a recrudecerse esta “crisis migratoria” que ya lleva tiempo con miles y miles de muertos en el Mediterráneo y en las vallas, estas últimas semanas esta barbarie capitalista ha convertido la situación de los refugiados en un verdadero infierno, con una migración que vienen superando en masividad los limitados planes de la UE.

“Nos quedamos sin tiempo. La reunión del 8 de octubre es la última oportunidad de la UE para acordar una respuesta organizada a la mayor crisis de refugiados desde la II Guerra Mundial en Europa”, recalcó el eurodiputado socialdemócrata Claude Moraes.

Cínicas e hipócritas palabras. Mientras se debate un “plan de reparto” y políticas migratorias cada vez más restrictivas para inmigrantes y refugiados, se vuelven a fortalecer militarmente las fronteras.

Este domingo morían ante las costas de la isla griega de Farmakonisi a 12 kilómetros de Turquía, en un naufragio de una embarcación de madera con refugiados y migrantes, 34 personas, quince de ellos bebés y menores. Otras 29 lograron nadando a una playa de la isla. Las restricciones y militarización de las fronteras provocará cada vez más peligros mortales para los “ilegales” y “refugiados”.

Cynthia Lub

About Cynthia Lub

Cynthia Lub | @LubCynthia :: Barcelona