¿Qué se vota en el referéndum griego?

A pesar de las inmensas concesiones del gobierno griego, la Troika exige más ajuste sobre los trabajadores y el pueblo. Atrapado entre las imposiciones de los acreedores y una crisis interna en Syriza, Tsipras convocó a un referéndum para legitimarse y forzar una nueva negociación. Esta es la papeleta electoral que se votará el próximo domingo.

El pueblo griego fue llamado a las urnas por el primer ministro Alexis Tsipras para votar si están a favor o en contra del ultimátum de la Troika. El Gobierno griego hizo público este lunes el diseño de la papeleta y la pregunta que deberán responder el 5 de julio.

El texto de la pregunta, por la que los ciudadanos griegos deberán responder por “Si” o por “No” este domingo, está redactada en dos párrafos y dice lo siguiente:

¿Debería aceptarse el acuerdo que fue entregado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25.06.2015 y que se compone de dos partes y que constituye su propuesta unificada?

El primer documento se titula: “Reformas para la culminación del actual programa y más allá” y el segundo, “Análisis preliminar de sostenibilidad de la deuda”.

En las dos casillas laterales, ubicadas verticalmente, dice: “No Aceptado / No” (Oxi). “Aceptado / Sí” (Nai).


Facsímil de la papeleta del referéndum que se celebrará en Grecia este domingo.

El gobierno de Tsipras ha llamado al pueblo griego a votar negativamente en el referéndum, mientras que desde Bruselas, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, advirtió a los griegos “que votar ’no’ es decir ’no’ a Europa” y que esa decisión sería el equivalente a “un suicidio”. Esta y otras declaraciones, se enmarcan en una campaña internacional de la Troika y la Europa del capital para atemorizar y chantajear a los trabajadores y el pueblo griego.

El referéndum, sin embargo, esconde el hecho de que el Gobierno de Tsipras había llegado a un preacuerdo el lunes en el que capitulaba ante la mayor parte de las exigencias de la Troika. Algunos analistas, ubicando la negociación en porcentajes, sostienen que Syriza había aceptado el 90% de las imposiciones de la Comisión Europea, el BCE y el FMI.

Tras la negativa de la Troika a aceptar la última propuesta griega, Tsipras se encontró en un callejón sin salida, entre la ofensiva imperialista de los acreedores y una rebelión entre un sector importante de los parlamentarios de su propio partido, Syriza, que se negaban a ratificar la propuesta presentada por el ejecutivo griego en el Parlamento. Ante este escenario fue convocado el referéndum, con el que Tsipras busca legitimarse e intentar forzar un retorno a las negociaciones.

Los trabajadores y el pueblo griego, duramente castigados tras años de ajustes y ataques a sus condiciones de vida, no sólo se enfrentan a la ofensiva imperialista que busca humillarlos y condenarlos a seguir pagando la crisis capitalista, sino a la posibilidad de una negociación in extremis de último momento, algo que aún no está descartado, en la que el gobierno de Tsipras negocie con la Troika un acuerdo final que incluya duras medidas antipopulares.

Esto, si es que el escenario del “Grexit” no se termina imponiendo, lo que abriría un nuevo episodio convulsivo para Grecia y el conjunto de Europa.

La Izquierda Diario

About La Izquierda Diario

La Izquierda Diario | @izquierdadiario :: Sitio Web