Unidad reaccionaria europea: Merkel, Cameron, Rajoy y Renzi marchan el domingo en París

Los jefes de Estado de Alemania (Ángela Merkel), Reino Unido (David Cameron), Estado Español (Mariano Rajoy) e Italia (Matteo Renzi), confirmaron su participación este domingo en la manifestación convocada por el gobierno de Hollande junto a todos los partidos del régimen francés, tras el atentado contra el semanario satírico “Charlie Hebdo”. Estados Unidos enviará un representante. Unas horas antes se realizará una cumbre “contra el terrorismo”, con ministros europeos y representantes norteamericanos.

“Será una importante señal de la amistad franco-alemana que nos une”, afirmó la Canciller alemana Ángela Merkel, y añadió que había confirmado personalmente su asistencia al presidente de Francia, François Hollande.

“Europa entera” está “al lado de Francia”, prosiguió Merkel y reiteró su condena del “bárbaro atentado” contra Charlie Hebdo. La Canciller alemana llamó a “levantar la voz, cuando se atacan los valores de la democracia”.

Poco después se sumó el premier británico David Cameron, quien desde su cuenta de Twitter aseguró que aceptó la invitación de Hollande para participar de la marcha unitaria. También el presidente español, Mariano Rajoy, se sumó a la partida. “Estaré en París este domingo apoyando al pueblo francés. España con Francia contra el terrorismo y por la libertad”, dijo también desde su cuenta de Twitter.

Matteo Renzi, primer ministro italiano, también confirmó su asistencia en un tweet, escrito en una rara mezcla de francés e italiano: “El domingo estaré con Hollande en París No permitiremos que el miedo cambie Europa.”

La líder del ultraderechista y xenófobo Frente Nacional, Marine Le Pen, se quejó de no haber sido invitada a participar de la manifestación. Luego de su visita el día de ayer al palacio del Eliseo (sede de la presidencia francesa), expresó indignada: “No he conseguido del presidente de la República el claro levantamiento de la prohibición para nuestro movimiento, sus representantes electos, que millones de franceses esperaban de vernos en los cortejos,” dijo indignada. Y acuso al Partido Socialista y al UDI (una formación de centro derecha con perfil social que formo parte de la presidencia de Sarkozy) de haber roto la unidad nacional (la UMP se declaró a favor de no prohibir a nadie participar). Más allá de este desencuentro es toda una novedad que el FN sea invitado al palacio del Eliseo por un presidente de “izquierda”.

El expresidente Nicolas Sarkozy y líder de la conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), respondió al llamado de Hollande y se sumó al clima de “unidad nacional”. “Se ha declarado la guerra a Francia, a sus instituciones, a la República, por bárbaros que niegan la idea misma de la civilización y los valores universales de la humanidad”, sostuvo en un comunicado. “Esta situación trágica nos llama a cada uno de nosotros a respetar la unidad nacional que le debemos a las víctimas”, agregó.

La manifestación del próximo domingo, con la presencia de todos estos jefes de Estado, incluido el Presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, será un hecho inédito y tendrá una enorme repercusión mundial. Una política para mostrar un gran “frente occidental por la democracia” y “contra el terrorismo”.

Tras el brutal atentado del pasado miércoles, los líderes de la Europa imperialista, desde los social liberales y conservadores, hasta los representantes de la derecha xenófoba como Marine Le Pen, junto a los representantes del imperialismo guerrerista norteamericano, quieren mostrarse como los defensores de la “libertad” y la “democracia”.

Pero quienes hablan en nombre de la “democracia”, son los verdaderos terroristas de Estado en África y Medio Oriente, los aliados del Estado genocida de Israel. Los que refuerzan la doctrina de “Guerra contra el Terrorismo” ideada por Bush contra los pueblos del mundo y demonizan a millones de musulmanes que viven en la miseria en los suburbios de Europa.

Y también son los que prohíben manifestaciones en solidaridad con Palestina o por Rémi Fraisse, como Hollande; los que en Italia, como Renzi, impulsan reformas laborales anti obreras y persiguen a los inmigrantes; los que criminalizan la protesta impulsando la “Ley Mordaza” en el Estado español, los que como Angela Merkel, persiguen a los refugiados en Alemania. Y todos ellos, los que vienen aplicando los planes de austeridad y recortes contra los trabajadores en toda Europa y votando leyes xenófobas contra los inmigrantes que habitan la periferia de las grandes ciudades, son acosados por la policía en los barrios pobres y sobreviven entre la absoluta precariedad o el paro.

Frente a la opción de “Civilización o barbarie” en boca de los responsables cotidianos de las guerras imperialistas y el hambre de millones, la lucha es tanto contra la extrema derecha como contra el “frente republicano” igualmente antiimigrante, antiobrero y antipopular.

Los grandes problemas que enfrentan las masas explotadas y oprimidas de Francia y Europa no tendrán solución de fondo sin arrebatarle el poder a los explotadores.

*Nota publicada en La Izquierda Diario: http://www.laizquierdadiario.net/Unidad-reaccionaria-europea-Merkel-Cameron-Rajoy-y-Renzi-marchan-el-domingo-en-Paris