La crisis capitalista, la lucha de clases y las perspectivas de los revolucionarios

Los días 27, 28 y 29 de Abril tuvo lugar la Conferencia de la Fracción Trotskista- Cuarta Internacional (FT-CI), donde participamos junto a compañeros de Alemania del grupo RIO, compañeros de Francia de la FT y de la Corrientes Comunista Revolucionaria del NPA y desde Clase contra Clase del Estado español. Reunidos en las afueras de París, abordamos los principales documentos sobre la situación de la economía mundial y las relaciones interestatales (“¿En qué punto estamos de la crisis del euro?”) y sobre la situación de la clase trabajadora y la lucha de clases (“La situación de la clase obrera europea y los problemas de programa y estrategia para un salto de la lucha de clases en la Europa en crisis.”). Sobre la primera cuestión constatamos la tendencia al rápido desgaste de distintos gobiernos imperialistas, que tienden a debilitarse al calor de la crisis, como mostraron los gobiernos de Monti y Rajoy. En este sentido, reafirmamos que Italia y el Estado Español están en la base de las tendencias a la desintegración del euro. Asimismo, analizamos las profundas tendencias a la polarización política y social, unadecuyas expresiones es el crecimiento de los partidos de ultra-derecha en distintos países de Europa. En cuanto a las especulaciones sobre el eje franco-alemán, ya roto el consorcio Merkozy, habrá que ver hasta donde se propone Hollande intentar torcer la agenda europea hacia una política de “crecimiento”. Haciendo una comparación con los años ‘30 constatamos los “ritmos lentos” de la crisis de la UE, aunque los nuevos episodios dramáticos de la crisis, como la situación actual en Grecia y las especulaciones sobre su salida del Euro, pueden acelerarlos. Luego discutimos en particular sobre algunos países, donde estamos construyendo grupos de la FT. Respecto a Francia se señalaron las tendencias a la polarización y la potencial crisis del régimen político. Discutimos también que a pesar de la victoria de Hollande, la emergencia de una ultraderecha fuerte y la crisis en la que puede entrar la UMP tras la derrota de Sarkozy son expresión a su vez de la crisis de los partidos del “centro” europeo.

En relación al Estado español definimos al Régimen como “eslabón débil” de la UE y cuyo imperialismo está en decadencia. Donde la profundización de los procesos económicos, políticos y sociales plantean la posibilidad de que haya un salto en la crisis del régimen. La reforma laboral y la ruptura de todo diálogo con los sindicatos (una de las bases del Pacto de la Moncloa), la aplicación a rajatabla de los planes de austeridad y la consecuente pérdida de base social del gobierno, las crecientes contradicciones entre el Estado centralizado y las autonomías, la cada vez más acentuada decadencia de la Monarquía, el retroceso del imperialismo español en el escenario internacional (Repsol) y de conjunto, la existencia de tendencias bonapartistas en el gobierno y la intensificación de la represión. Profundizamos también elementos sobre la situación del movimiento obrero y la burocracia sindical, así como también elementos de caracterización del espacio anarco-autonomista. La discusión sobre la situación de Alemania giró en torno a cómo pensar las contradicciones del gigante alemán, un polo evidente de estabilidad, en el marco de una Europa en crisis y en la cual Alemania no sólo quiere preservar y profundizar su ubicación hegemónica, sino que tiene que lidiar ahora un cambio en el Ejecutivo francés. Se comentaron también los ejemplos de huelgas reivindicativas (como el hospital La Charité, en el que intervinieron audazmente los compañeros de RIO), enfatizando que si la clase obrera alemana sale a la lucha daría un enorme aliento a la lucha de clases en todo el continente. En base a la caracterización del fin de la estabilidad en Europa la conferencia se preguntó cuál es el programa que tenemos que levantar para el período. En este sentido se reafirmó la necesidad de plantear un programa transicional ofensivo de salida a la crisis, junto con nuestro programa revolucionario y antiburocrático hacia la clase obrera. Del mismo modo, frente a las tendencias centrifugas de la UE y el avance del nacionalismo discutimos revalorizar la consigna de los Estados Unidos Socialistas de Europa, como la única salida progresiva a la desintegración de la UE. Más de conjunto, en la Conferencia se reafirmaron dos cuestiones fundamentales: nuestra concepción de partido y de internacionalismo. Sobre el primer aspecto, contra las experiencias que quisieron crecer como fenómenos electorales desligados de los fenómenos reales de la lucha de clases (RESPECT, NPA), se reafirmó nuestra batalla por la construcción de partidos leninistas de combate enraizados en la clase obrera. En cuanto al segundoaspecto, la conferencia reafirmó también la importancia de desarrollar una lucha teórico-política que le de fundamento a la pelea por la construcción de partidos revolucionarios y la reconstrucción de la IV internacional. En este sentido, reivindicamos la importancia de luchar por construir una organización política internacional desde ahora, actuando como una “comunidad de revolucionarios” que nos permita no sólo tener un punto de vista internacional, sino intercambiar experiencias en la construcción y establecer lazos de colaboración revolucionaria concreta en la militancia, la elaboración teórico-política y la lucha de clases. Finalmente, en cuanto a la construcción política, fue muy auspicioso constatar en la conferencia que el conjunto de los grupos de la FT en Europa vienen realizando importantes avances en este terreno. En próximos artículos de Contracorriente desarrollaremos las importantes discusiones políticas, programáticas y estratégicas que tuvieron lugar durante la reunión.

Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT)

About Corriente Revolucionaria de Trabajadores y Trabajadoras (CRT)