Pablo Iglesias, orgulloso de militares, policías y guardias civiles

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, no deja de sorprender a propios y ajenos. Este sábado, en un acto de campaña por las elecciones andaluzas en Málaga, lanzó vivas a los militares, policías y guardias civiles. Dijo que se sentía “orgulloso” del trabajo que realizan. “No sobra nadie, contamos con ellos”.

Uno a uno, todos los gestos políticos de Pablo Iglesias en los últimos meses han apuntado a presentarse como un “hombre de Estado”, alejándose explícitamente de las ideas y del espacio identificado con la militancia de izquierda. Una performance planificada desde las altas esferas de Podemos, pero que en las últimas semanas se ha visto espoleada por el crecimiento electoral de Ciudadanos, una corriente liberal ciudadanista que comenzó a horadar por derecha la base electoral del partido de Iglesias.

El discurso “ni de derechas ni de izquierdas”, un programa económico abiertamente socialdemócrata, la reivindicación de los empresarios como “los que sacan el país adelante”, los encuentros con empresarios del IBEX 35 y la reivindicación de magnates imperialistas como los Botín del Banco Santander, los aplausos al Papa Francisco, la negación a reivindicar el derecho de autodeterminación de las nacionalidades oprimidas por el Estado español, reuniones secretas con los popes del PSOE, el viaje a Estados Unidos y los elogios a la política de Obama y la reserva federal norteamericana… hasta una reunión especial con el embajador norteamericano en Madrid que Iglesias calificó después como un encuentro “muy productivo”. ¿Qué más hace falta para ganar (y no perder) el voto “trasversal” y moderado?

Esta vez, desde el palco de campaña en Málaga (Andalucía), en el marco de la campaña electoral por las elecciones anticipadas que tendrán lugar este 22 de marzo, Pablo Iglesias dedicó una parte importante de su discurso a “homenajear” nada menos que a militares y policías.

El secretario general de Podemos dijo que mantuvo una conversación con la comandante del Ejército de Tierra (ET), Zaida Cantera y con su esposo, “un ejemplo de valor, de dignidad, un ejemplo de militares demócratas que luchan por los derechos de los ciudadanos de uniforme”, y afirmó que la comandante Zaida Cantera “le hizo una crítica en la que tenía razón”: “no habéis defendido suficientemente a los profesionales de las Fuerzas Armadas y de las fuerzas de seguridad.”

“Yo les hago un homenaje hoy aquí: ¡Vivan esos militares demócratas; esos guardias civiles; esos policías que querrían poner las esposas a los corruptos!”, dijo Iglesias a viva voz, para culminar defendiendo que “son ciudadanos de uniforme y están por el cambio. No sobra nadie, contamos con ellos y estamos orgullosos de su trabajo”.

Mientras Pablo Iglesias hablaba, en el acto se podía ver ondear una bandera española monárquica. Algo que aparentemente no será un hecho aislado en futuros actos de Podemos. Iglesias dijo que Podemos ha salido para ganar, y que “vamos llenar el mitin de Dos Hermanas del próximo viernes 20 de marzo 2015 de banderas de España” y de todos los colores.

El acercamiento de la dirección de Podemos con los militares comenzó hace ya varios meses. En octubre del 2014, en una entrevista con el periodista Jordi Evole en el programa “Salvados” de la Sexta, decía Pablo Iglesias:

“Una sociedad democrática necesita el Ejército y necesita Policía. Yo hablo con muchos militares. Y hay un círculo Podemos de profesionales de las Fuerzas Armadas. Y es una cosa que me interesa muchísimo. Hacen falta militares valientes”.

A fines de noviembre del 2014 Iglesias avanzó más, reuniéndose con la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME). Según informaron a la prensa los dirigentes de Podemos, el objetivo de esa reunión era “construir un programa político integral que recoja los derechos irrenunciables de los militares como ciudadanos y que ofrezca una visión moderna de los Ejércitos al conjunto de la ciudadanía, acorde a su papel en el siglo XXI”.

Como conclusión del encuentro, el líder de Podemos se comprometía a asumir las reivindicaciones de los militares.

“Podemos asume así las legítimas reivindicaciones de las asociaciones militares y se compromete a defenderlas. Por esta razón, el Consejo de Coordinación de Podemos mantendrá una estrecha colaboración con los representantes de las asociaciones de las Fuerzas Armadas para trasladar sus reivindicaciones al conjunto de la organización”, aseguraron desde Podemos después de la reunión.

“El reconocimiento y desarrollo de estos derechos facilitará la mejora de las condiciones laborales y de vida de los propios militares, lo que supone en sí la mejora de nuestra política de defensa para todo el país”

Las críticas y comentarios estallaron en las redes sociales tras conocerse el discurso de Iglesias en Málaga. No es para menos. Las alabanzas de Pablo Iglesias a las “fuerzas del orden” son inadmisibles para cualquier movimiento que se pretenda democrático y transformador.

Pero sorprendentemente, no trascendió ninguna crítica oficial desde las filas de Anticapitalistas, cuya principal referente, la eurodiputada Teresa Rodríguez, encabeza la candidatura unitaria de Podemos en las elecciones andaluzas tras el “pacto de cúpulas” con el sector de Pablo Iglesias.

El ejército español, la policía y la guardia civil son instituciones completamente reaccionarias, cuya función no es otra que defender los intereses imperialistas del Estado español en el exterior, garantizar el centralismo españolista y cumplir un papel represivo contra cualquier cuestionamiento al orden establecido.

Son las fuerzas armadas herederas de la dictadura, que gozaron de la impunidad de la amnistía para los crímenes franquistas, y que hoy se encuentran en misiones imperialistas en países como Líbano, Mali y Afganistán. Es la policía de las torturas a la juventud, de la “Ciutat Morta”, la persecución a los estudiantes y la represión a los luchadores. Es la guardia civil que asesina inmigrantes como en Ceuta y Melilla. Son las mismas fuerzas represivas que hasta hace poco contaban con los “servicios” del fascista Emilio Hellín Moro, asesino confeso de la joven militante trotskista Yolanda González en 1980.

La visión defendida por Pablo Iglesias de que los policías velan por la seguridad de la ciudadanía, un discurso que suele ir acompañado de aquel que postula que “no todos son iguales”, difícilmente sea compartida por los miles de inmigrantes que sufren a diario el acoso policial (identificaciones, cacheos, retenciones y un largo etcétera de vejaciones) de esos “simpáticos” municipales o polis de proximidad, que son muchas veces la visa para el CIE. También es este cuerpo de “proximidad” el encargado de perseguir en primera instancia a la juventud, prohibirles sus derechos a divertirse o acosar en las puertas de los institutos.

Los miembros de las fuerzas represivas (las cárceles, la Policía, el Ejército, etc.) no son “ciudadanos” en general, ni mucho menos trabajadores, sino los garantes de que el sistema de explotación pueda seguir reproduciéndose. Su función social no es “proteger a los ciudadanos”, sino los intereses de las clases explotadoras frente a las clases explotadas.

A pesar de las evidencias, de las políticas permanentes de corrupción, persecución, represión y asesinato por parte de las fuerzas represivas, el monopolio de la fuerza por parte de los capitalistas se ha naturalizado durante décadas de bonanza económica y gobiernos con fachada democrática. Una naturalización que comenzó a entrar en crisis con la irrupción del 15M, el desarrollo de la lucha de clases y el recrudecimiento de la represión y persecución a los luchadores. Pero a la cual ahora Pablo Iglesias y los portavoces de Podemos vienen a fortalecer con aires ciudadanistas.

Josefina Martinez

About Josefina Martinez

Josefina Martínez | @josefinamar14 :: Madrid