Para dirigente de Podemos, los banqueros del Santander no son “casta”: quieren “contribuir al bienestar social”

Jesús Montero, recientemente electo secretario general de Podemos en Madrid dijo que la familia Botín, los dueños del banco Santander, no son casta, y que son pare de una cultura empresarial que “quiere contribuir al bienestar social”. Escandalosas declaraciones que sorprendieron a muchos.

 

Las llamativas declaraciones del secretario general de Podemos Madrid pudieron leerse este miércoles en un artículo del periodista John Carlin, para el periódico El País. Más tarde fueron reproducidas en otros medios y abrieron una fuerte polémica en las redes sociales.

“No todos los empresarios son iguales”, afirma Jesús Montero en la entrevista. “Hay dos culturas empresariales. Una es casta, la otra quiere contribuir al bienestar social, como la familia Botín en el Banco Santander”.

El periodista no puede creer lo que escucha: “¿Habla en serio?”, le pregunta, y Montero responde: “¡Sí! Yo estoy convencido de que hay empresarios de buena voluntad. Hay sectores del capitalismo emprendedor que saben que necesitan un país con menos desigualdad social, que entienden que así expanden su mercado. Seguro que Ana Botín [presidenta del Banco Santander] se vería con Pablo Iglesias y hablarían de estas cosas”.

La familia Botín es dueña del Banco Santander, que para la mayoría de la población española es sinónimo de estafa, usura, corrupción y robo.

La familia Botín, una verdadera casta de capitalistas usureros: hija, padre, abuelo, bisabuelo banqueros. Y como dijo Bertolt Brecht, “robar un banco puede ser un delito, pero más delito es fundarlo”.

Botín fue procesado por delito fiscal y otras denuncias por su gestión en el Banco Santander; casos oportunamente archivados por la Audiencia Nacional.

Amigos de la casa real y de todos los presidentes del Estado español, desde Zapatero hasta Rajoy, los Botín orquestaron durante décadas gran parte de la política española, desde su posición en el grupo financiero Santander, líder del Ibex 35 y parte de la elite bancaria mundial.

Cuando murió Emilio Botín, el periódico británico Financial Times escribió que era “uno de los hombres más poderosos de España no elegido en las urnas”.

Este “empresario de buena voluntad”, logró una fortuna personal estimada por ’Forbes’ en mil millones de dólares. Hace unos años Botín “convenció” personalmente al ministro de economía del PP de la “conveniencia” de inyectar miles de millones de euros para rescatar Bankia, a costa de los bolsillos, la salud, la educación y el empleo de millones de españoles.

Las declaraciones de Montero, que no hasta el momento no han sido desmentidas por nadie desde la dirección de Podemos, llegan después de que esta semana Pablo Iglesias contara en una entrevista televisiva en La Sexta, que integrantes de la dirección de Podemos ya han tenido reuniones con empresarios y con el embajador de Estados Unidos en Madrid, y aseguró que también querían entrevistarse con el Rey, y “con quien quiera hablar”.

Hace unos días salió a la luz la reunión secreta que tuvieron Pablo Iglesias e Iñigo Errejón con el expresidente Rodríguez Zapatero y su exministro de defensa, José Bono. Una reunión que acordaron con el expresidente mantener en secreto.

Si la familia Botín ya no es “casta”, ni lo son Zapatero y Bono, ¿la casta dónde está?
La política de Pablo Iglesias y la dirección de Podemos, que intenta mostrarse con “responsabilidad de estado” se restringe cada vez más a denunciar la corrupción y abogar por la “trasparencia” y la “decencia” en la gestión del Estado, un planteo reformista cada vez más limitado.

Pero defendiendo la “cultura empresarial” de la familia Botín, como hizo Montero, ya ni de eso se podría hablar.

En las redes sociales se han escuchado fuertes críticas y pedidos de renuncia para Montero.

 

Josefina Martinez

About Josefina Martinez

Josefina Martínez | @josefinamar14 :: Madrid