Podemos se queda solo

Las elecciones generales de diciembre no van a ser un terreno fácil para Podemos. Las encuestas siguen dejándole en la segunda línea de resultados. En un año ha pasado de disputar el primer puesto a competir con Ciudadanos por ver quien se quedará como tercera fuerza.

Uno de los retos que deberá resolver es cuál será la oferta de la izquierda reformista. Desde el principio Iglesias se ha propuesto hegemonizar ese espacio y fagocitar en sus listas al resto de formaciones de este tipo, tanto IU como a otras formaciones regionales. Repasemos en qué estado se encuentra esta operación.

Andalucía, con 60, es la comunidad que más diputados aporta a las Cortes. Aquí Podemos está sondeando un acuerdo con IU en determinadas provincias. Sin embargo su negativa a pactar con esta formación en el resto del Estado lo hace muy difícil. Está por verse si logran mantener el 14,85 % de las autonómicas de marzo -en el mejor momento demoscópico de Podemos- y cómo le afecta en diputados los votos que reciba IU.

En Catalunya serán 47 los diputados que se elijan, 31 de ellos en Barcelona. El 8,94 % de Catalunya Sí que es Pot reduce las posibilidades de sacar diputados a esta provincia. ICV ha anunciado su intención de revalidar el acuerdo. Hay que ver si Podem opta por lo mismo o si sus condiciones hacen que estalle: imponer sus siglas o el casi veto a los dirigentes de IU en la campaña.

De Madrid saldrán 36 diputados. Allí Podemos opta por presentarse en solitario. Es probable que sea la plaza donde se enfrente a la lista de Alberto Garzón de IU, que ya ha anunciado que se presentará a las primarias de Ahora en Común por esta provincia.

En el País Valencià, con 26 diputados, la lista en común con Compromís está cada vez más lejos. La coalición valenciana está dividida. Iniciativa del Poble Valencià defiende un acuerdo que incluiría como cabeza de lista a su dirigente y actual vice-presidenta de la Generalitat, Mónica Oltra. El Bloque Nacionalista Valencià y Gent, que suman mayoría, están en contra y defienden una lista propia encabezada por Joan Baldoví, actual diputado en Madrid. No está descartado que Iniciativa decida romper para ir con Podem. Pero la existencia de dos listas disminuirá el resultado de ambas.

Galicia aporta 23 diputados. Su situación es aún más compleja. El pacto pretendía sumar a las distintas fuerzas del nacionalismo de izquierda -BNG y Anova-, a las llamadas “mareas ciudadanas” que se presentaron a las elecciones municipales y a Esquerda Unida. El BNG ya ha dejado claro que impulsará una candidatura por su cuenta. Sólo Anova y EU se han manifestado interesadas. Esta por verse que pasara con las mareas y también si el acuerdo con los otros partidos logra salir adelante dadas las imposiciones que quiere llevar adelante Podemos como el nombre prioritario de la candidatura.

En el País Vasco y Navarra se elegirán 25 y 5 diputados respectivamente. Es muy probable que Podemos termine presentándose solo. Se barajó en algún momento a la izquierda abertzale como socio. Pero este acuerdo es casi imposible. EH-Bildu descarta una alianza con una fuerza cada vez más respetuosa con la legalidad constitucional que supedita toda resolución a la cuestión vasca o catalana a una reforma constitucional refrendada por dos tercios de las Cortes. Por el otro lado, Podemos huye de toda asociación con ella. Su giro al “centro del tablero” supone asumir también el discurso del Régimen del ‘78 de la “unidad de los demócratas contra el terrorismo”.

En Aragón, con 13 actas de diputados, parecía que se había logrado acercar posturas entre Podemos y Ahora en Común, impulsada por IU y la izquierda independentista, entre otros. Incluso se baraja el nombre de una posible lista unitaria: Ahora Aragón en Común. Sin embargo, Pablo Echenique ha rechazado la integración en ella para ofrecerles que sean ellos quienes se sumen a la lista de Podemos. ¿Podrán mantener el 20,51 % de las autonómicas si las fuerzas integrantes de Zaragoza en Común presentan una candidatura aparte?

En Baleares, con 8 diputados, también se daba por hecho la alianza con Més per Mallorca. Sin embargo este acuerdo está en cuestión por parte de la coalición nacionalista tras la campaña catalana y la reiterada defensa de la unidad de España hecha por Iglesias y Errejón en las pasadas semanas.

Tampoco en Asturias hay un acuerdo a la vista. Tanto IU con Ahora en Común, como el sector que encabeza Gaspar Llamazares que ha planteado presentarse, dibujan uno de los escenarios más atomizados. Será complicado para los tres lograr alguno de los 8 diputados que se eligen en la provincia.

Todos estos territorios suman más del 70% de las actas de diputados. Además concentran las provincias más pobladas, aquellas en las que la ley electoral permite a la tercera y cuarta fuerza alguna oportunidad de obtener escaños.

Hace un año Iglesias se presentaba como un entrenador de baloncesto preparado para ganar las generales “partido a partido”. Sus apuestas no le están haciendo sumar puntos.

Su giro al centro y a una “regeneración democrática” descafeinada le ha hecho pinchar en su proyección de voto. El ejemplo más claro de esto ha sido su apuesta por la “responsabilidad de Estado” frente a la cuestión catalana que le ha dejado por detrás del PSC y empatado con el PP en este “territorio calvario” para las fuerzas del bipartidismo.

Hoy Podemos e Iglesias ya no son el “socio” que todos se rifan. Su desinfle y su arrogancia e imposiciones en las negociaciones, hacen que la izquierda reformista que pretendían fagocitar se esté resistiendo. En esta pugna el debate programático está ausente y las diferencias no son sustanciales. Las principales controversias son en torno al reparto de cargos o el nombre de la candidatura. “Nueva” y “vieja” política defendiendo su respectivo aparato.

Sin embargo, esta cada vez más probable división del voto hacia distintos proyectos de la izquierda reformista se puede convertir en uno de los grandes escollos para que Iglesias logre su meta de entrar en Moncloa… aunque sea como vicepresidente de Pedro Sánchez.

Santiago Lupe

About Santiago Lupe

Santiago Lupe | @SantiagoLupeBCN :: Barcelona