El “Club de los tres” banqueros que concentran más del 60% del mercado financiero

Los grandes banqueros del Estado español están incrementando sus ganancias a costa de precarizar a miles de trabajadores. El sector bancario viene atravesando un proceso de reestructuración como nunca antes se ha visto en la historia económica del Estado español.

Jesús Rivases explica en su libro “Los banqueros del PSOE” que entre los años 70 y 80 el poder de la banca y de una parte importante de la economía estaba controlada por el llamado “club de los siete” banqueros más poderosos del Estado. Hoy en día podríamos decir que estamos ante el “club de los tres” grandes de España: Santander, BBVA y Caixabank. Estas tres entidades controlan el 60% de la cuota de mercado del sector, que según distintas fuentes es de los más concentrados de Europa

El periodista Juan Pedro Velázquez-Gaztelu, en su libro “Capitalismo a la española” publicado en 2015, señala que el proceso de restructuración bancaria llevado adelante por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y del Partido Popular (PP) ha hecho desaparecer la mayoría de las cajas de ahorro, quedando concentrado el negocio en unas pocas manos. Explica que sólo los tres grandes bancos –Santander, BBVA, y Caixabank- controlan aproximadamente el 60 % del mercado español, una situación cercana al oligopolio. BBVA y Caixabank llegaron a absorber más de 14 entidades entre los dos en tan solo tres años, con el objetivo de ganar mercado frente al “rey de los reyes”, el banco Santander. Muy por detrás se encuentran otras tres entidades, Bankia, Banc Sabadell y Banco Popular, que suman activos superiores a los 100.000 millones de euros.

En 2009 había más de medio centenar de entidades financieras por todo el Estado, pasando a principios de 2013 a poco más de una decena de bancos. Lo que ha supuesto una pérdida de empleo, entre 2008 y 2012, del 21% del total -57.000 trabajadores- y cerrando 11.800 oficinas bancarias, una de cada cuatro.

Según datos publicados por RR de Acuña&Asociados, 16 entidades controlarían el 90% del mercado español. Ahora bien, los más beneficiados en este proceso son los grandes banqueros que durante estos años han ido absorbiendo a los bancos y cajas más pequeñas. El director general de banca comercial del Santander, Enrique García, comentaba abiertamente en unas jornadas que “las tres mayores entidades del país, Santander, BBVA y CaixaBank, tendrán una cuota de mercado cercana al 70% tras la actual restructuración”. Los últimos datos encontrados confirman que no iba mal encaminado, y sólo ha sido posible “gracias” a la “ayuda” de sus “representantes políticos” en el parlamento. Este proceso de concentración no ha terminado sino que va a continuar.

Crisis bancaria y ayudas del BCE

Paralelo al proceso de concentración, el sector vivió una grave crisis financiera y de deuda, una de las fases más agudas de la crisis capitalista en el Estado español. Fueron los trabajadores y la mayoría de la población quienes tuvieron que pagar la crisis.

Según algunas fuentes, 56.693 millones de euros sumaron las ayudas públicas al sector, de los que 38.383 ya se dan por perdidos por parte del Fondo de Restructuración Ordenada Bancaria (FROB). Este dinero fue destinado a bancos y cajas que luego han sido absorbidos por los tres principales bancos del país.

Además de esta “ayudita”, el sector financiero fue rescatado por el Banco Central Europeo (BCE), que les prestaba a un interés del 1%, para luego comprar bonos del Tesoro español a un 4%; negocio redondo.

Juan Pedro Velázquez-Gaztelu también comenta que entre los años 2012 y 2013 el BCE prestó billones de euros a la banca europea y que los bancos españoles captaron más del 30% del total, siendo el triple de lo que les correspondería por su peso en la zona euro.

El rescate a los grandes capitalistas de la banca y el poder que vienen acumulando sólo ha sido posible “gracias” al andamiaje del régimen del 78, de los cuales son parte. La banca ejerce influencia inocultable sobre el poder político -donde conocidos políticos han acabado en los consejos de los principales bancos, mientras que importantes banqueros han financiado proyectos de una u otra administración, financiando partidos políticos o comprando bonos del tesoro español.

Mientras millones de familias sufren la crisis capitalista con desahucios, paro y miseria, los grandes capitalistas acumulan mayor poder a costa de la mayoría. La nacionalización de la banca bajo control de los trabajadores permitiría dar solución a los principales problemas de la población.

Carlos Muro

About Carlos Muro

Carlos Muro | @muro_87 :: Zaragoza