En Aragón “No Hay Tiempo Que Perder”: “hay que construir una alternativa política anticapitalista”

Este jueves 10 de marzo se presentó en Zaragoza la iniciativa “No hay tiempo que perder”, un nuevo acto preparatorio hacia el Encuentro Estatal que tendrá lugar el 2 de abril en Madrid.

arton34166-5d561

Foto: ID

El acto se realizó en el Centro Social Librería La Pantera Rossa de Zaragoza y acudieron varias decenas de militantes y activistas independientes. Zania Orduna, trabajadora de la hostelería y militante en CGT Telepizza hizo la apertura de la reunión. Tras la presentación de la mesa y los impulsores de la iniciativa, defendió la necesidad de confluir con las y los luchadores que vienen desilusionándose con las nuevas fuerzas políticas reformistas como Podemos, con quienes empezar a debatir un programa anticapitalista en común.

Augusto Mainar, delegado del Comité de Empresa de HP en Zaragoza, le siguió en el turno de palabra. Mainar explicó el ascenso social que se fue gestando a partir del 2011 con las movilizaciones del 15M y como “las nuevas formaciones reformistas como Podemos, encarnan lo contrario del espíritu del 15M, del espíritu de tomar las plazas, las calles, de cuestionar las instituciones, de rebelarse contra estas”. Para él, en el caso de Podemos, se ha acabado abandonando muchas de las reivindicaciones más importantes que se expresaron en las calles para convertirse en un partido respetable para los capitalistas. Mainar tampoco consideró que “IU sea una alternativa” debido a sus ya 30 años de políticas de gestión y colaboración con gobiernos del ajuste, como en Andalucía, o sus graves casos de corrupción y la relación orgánica con la burocracia sindical.

Mainar, también dedico un apartado especial a la experiencia de la nueva formación aragonesa “Zaragoza en Común” (ZEC), que actualmente gestiona el Ayuntamiento de Zaragoza. “Nada queda ya en el discurso del ZEC sobre las ilusiones creadas durante la campaña electoral, cuando alzaban, por ejemplo, la bandera de la remunicipalización de las contratas del Ayuntamiento o el dinero que se ahorrarían para llevar adelante políticas sociales. Ya que el pago de la deuda municipal frustra todas estas ilusiones, puesto que pagar la deuda municipal no es compatible con llevar adelante medidas sociales”.

En el mismo sentido explicó que el rol de esta formación con la huelga de los conductores de AUZSA es lamentable ya que “ha dejado clara su intención de retrasar la remunicipalización, cuando todo el mundo sabe que si se incumple el pliego de condiciones es suficiente motivo para cesar el contrato sin indemnización alguna”. Para este joven trabajador de HP “esta estrategia de ocupar posiciones electoralmente en las instituciones y luego limitar el programa para respetar a lobbies y grandes empresas, hace imposible una ruptura con el régimen político”. La ilusión del cambio “se ha quedado en eso, una ilusión”, remató Mainar.

Le siguió en su exposición José Molina, ex trabajador de Panrico Santa Perpetua despedido durante la dura huelga de 8 meses que mantuvieron enfrentando a la patronal, la burocracia sindical y la Generalitat al mando de Artur Mas.

Molina, que es militante de Clase contra Clase y participó especialmente como invitado viajando desde Barcelona, se explayó sobre el rol que viene jugando la burocracia sindical como factor de “contención social” entre los trabajadores. “No solo demuestran su rol traidor en huelgas como la de Panrico o Movistar, sino sobre todo en que desde 2012, se han negado a llamar a la mas mínima movilización para enfrentar los recortes o la aplicación de la reforma laboral”, sostuvo Molina.

En relación a las nuevas y viejas formaciones reformistas, Molina afirmó que “tampoco son muy distintos el nuevo reformismo de la burocracia sindical” ya que “por ejemplo, los burócratas que traicionaron la huelga de Panrico, los dirigentes del Comité de Empresa y de la Federación Agroalimentaria, todo eran militantes y dirigentes de EUiA”, en referencia a IU en Catalunya, que ahora está integrada en el partido de Barcelona en Comú liderado por Ada Colau.

Como contraparte de este proceso, el ex líder de la huelga de Panrico destacó como ejemplo la lucha de los trabajadores de Movistar, que Ada Colau traicionó al romper el “compromiso de las escaleras”, así como la dura lucha de los trabajadores de TMB, que también se vieron enfrentados a Colau, quien tomó posición junto al Mobile World Congress contra los trabajadores.

En relación a Podemos, Molina sostuvo que “a la vez que ha ido moderando su programa se ha visto un acercamiento cada vez mayor a los dirigentes de los grandes sindicatos, a Toxo y Méndez, a los que reconocen como representantes cuando no es así, ya que no solo han avalado los distintos ataques del gobierno y las patronales, sino que además no organizan a los millones de trabajadores que sufren la precariedad”.

Molina instó a los asistentes a acudir al Encuentro del 2 de abril en Madrid para “empezar a trabajar en común por reactivar la movilización obrera y popular”, y para construir “un frente para luchar contra la burocracia sindical, que impulse la solidaridad con las luchas obreras, su coordinación, la defensa de las cajas de resistencia y las asambleas de trabajadores”, pero también para plantear “un programa radical, que defienda la autodeterminación de los pueblos, el fin de la monarquía y la necesidad de luchar por imponer procesos constituyentes verdaderamente democráticos para debatir y resolver todas nuestras reivindicaciones”.

Ya en el cierre de las intervenciones de la mesa tomó la palabra Asier Ubico, joven delegado del Comité de empresa por CGT Telepizza y militante de Clase contra Clase, quien explicó el contexto político en el que se enmarca el futuro Encuentro de Madrid, donde “el neorreformismo y la burocracia sindical por distintas vías ha desactivado la movilización que venía en ascenso desde el 15M”.

Ubico afirmó que “el ahora frustrado pacto PSOE-Podemos, era un intento de colarnos una ‘Segunda Transición’ que nuevamente desviara las principales demandas sociales y democráticas”. La búsqueda de un acuerdo con Pedro Sánchez por parte de Pablo Iglesias “no podía derivar en un ‘gobierno de izquierda’, porque se proponía pactar nada menos que con una de las patas del Régimen del 78”.

En ese sentido, explicó que “iglesias nos quiere hacer ver que negociar con el PSOE es negociar con una capa más conservadora de ‘los de abajo’, pero esto es erróneo, porque es justamente lo contrario”. Para Ubico “el dialogo no tenía que ser con una camarilla parlamentaria y un aparato corrupto representante de los grandes capitalistas españoles, sino el dialogo con la población obrera que va a sufrir nuevos recortes, nuevas recesiones económicas y medidas cada vez más bonapartistas”. La “alianza tiene que ser precisamente a través de un programa anticapitalista que busque dialogar con las aspiraciones democráticas y sociales de la mayoría social”, reafirmó.

En la culminación de su ponencia, Ubico alegó que “el limitado programa neokeynesiano de Podemos y su respeto a las instituciones de la democracia capitalista, que ya vemos incipientemente en los llamados ‘ayuntamientos del cambio’, inevitablemente va a llevar a muchos jóvenes y trabajadores a hacer una experiencia con estas formaciones”, y por ello “hay que construir desde ahora una alternativa política anticapitalista, de clase, que proponga una salida a la juventud trabajadora que no ve otro futuro que el paro o la super explotación”.

Después de las intervenciones de los ponentes se abrió un rico debate en el que intervinieron decenas de asistentes. Desde la mesa se llamó a todos los presentes -muchos de los cuales recién comenzaban a conocer la iniciativa- a debatir el borrador de documento político-programático, participar del Encuentro de Madrid y sumarse activamente a construir un frente político y militante que comience a “levantar un programa anticapitalista para luchar en todos los campos de batalla”.

La reunión fue un nuevo paso adelante en la extensión estatal de esta joven iniciativa. En el mismo momento que se realizaba el acto en Zaragoza, en el sur del país, en la ciudad de Granada, decenas de compañeras y compañeros también se reunían en otra presentación. Dos actividades que continuaron las presentaciones anteriores en Madrid y Almería, y que este viernes tuvieron también su capítulo en Barcelona. Así, No Hay Tiempo Que Perder sigue avanzando hacia la formación de un frente político militante, anticapitalista, internacionalista y de clase que el próximo 2 de abril dará un nuevo salto en su segundo Encuentro Estatal en Madrid.

La Izquierda Diario

About La Izquierda Diario

La Izquierda Diario | @izquierdadiario :: Sitio Web